Panamá reitera preocupación por la problemática migratoria regional

635962919384537893wPanamá, 15 abr (EFE).- El Gobierno panameño reiteró hoy su preocupación por la situación migratoria de la región y reafirmó su disposición de hallar una solución sostenible y conjunta con los países cercanos, luego de que cientos de los migrantes que están varados en su frontera con Costa Rica intentaran pasar ilegalmente.

La Cancillería de Panamá señaló en un comunicado que “ha participado de todos los esfuerzos diplomáticos encaminados a encontrar una solución a corto, mediano y largo plazo” a esta crisis y se encuentra “en constante comunicación con las autoridades migratorias de los países vecinos”.

Horas después de que el Gobierno de Costa Rica afirmara que no dejará entrar a su territorio migrantes irregulares y que actúa apegado a las normas migratorias locales e internacionales, la canciller panameña, Isabel De Saint Malo, pidió solidaridad con los migrantes, de los cuales 3.500 están varados en su país.

“América Central ha sido históricamente una región de poblaciones migrantes, seamos solidarios con aquellos que, como muchos de nuestros ciudadanos en algún momento, buscaban estas mismas oportunidades”, apuntó la canciller y vicepresidenta.

El Gobierno panameño ha reconocido el actual problema como un tema humanitario y ha realizado “importantes esfuerzos” para salvaguardar los derechos humanos de los migrantes cubanos que se encuentran de tránsito en el país, añadió la fuente.

Panamá ha puesto a disposición de los cubanos albergues para garantizar su seguridad y bienestar, y en marzo pasado logró el traslado aéreo de casi 1.300 isleños hacia México para que pudiesen terminar el tránsito hacia los Estados Unidos.

Este traslado se dio producto de un acuerdo diplomático entre los Gobiernos de Panamá y México, recordó la Cancillería panameña.

También señaló que “en todo momento” hubo contacto con la Cancillería de Costa Rica y entre las autoridades de migración de ambos países, cuando uno grupo de 1.000 cubanos intentó entrar irregularmente a suelo costarricense desde el lado panameño de Paso Canoas.

El Gobierno panameño reiteró el llamado a los migrantes cubanos varados en la frontera de Panamá con Costa Rica “a respetar la paz y las normas de ambos países, especialmente en tan difícil situación” por la que atraviesan.

La situación en Paso Canoas se ha agravado con la llegada de más de 200 migrantes africanos y asiáticos, lo que se suma a la de los 3.500 cubanos que se encuentran varados en Panamá ante la negativa de Costa Rica de expedirles visados.

El grupo de migrantes extracontinentales está desde hoy en un limbo limítrofe; logró pasar a Costa Rica y prácticamente alcanzó Nicaragua, pero el Gobierno costarricense los regresó este viernes a la frontera con Panamá, que no los admitió.

El desespero de los migrantes cubanos aumentó el pasado martes, cuando una reunión de nueve países de la región para abordar el tema finalizó sin ninguna solución. EFE