Inicio > Noticias > Internacional > Panamá suma 96.305 casos de COVID-19 y 2.075 muertes por la enfermedad

Panamá suma 96.305 casos de COVID-19 y 2.075 muertes por la enfermedad

Panamá, 5 sep (EFE).- Panamá sumó este sábado 709 nuevos casos de y 12 defunciones a causa de la COVID-19, para un acumulado de 96.305 contagios confirmados y 2.075 muertes en 182 días de pandemia en el país, uno de los más afectados por la enfermedad de la región.

Hay 150 pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos (UCI) y 1.091 en sala general, mientras que 23.368 están aislados en sus casas y 398 en hoteles que funcionan temporalmente como hospitales.

El Ministerio de Salud agregó en su reporte diario que en las últimas 24 horas de aplicaron 5.412 pruebas de detección de la COVID-19, que arrojaron una positividad del 13,1 %.

Desde que se detectó el primer caso de la enfermedad que causa el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 se han realizado 361.181 test de diagnóstico en Panamá, donde la COVID-19 tiene una letalidad del 2,2 %.

El más recientes informe la Organización Panamericana de la Salud (OPS) detalla la progresión del número de pruebas aplicadas en Panamá, que pasó de realizar alrededor de 1.000 pruebas por día hasta el 23 de mayo, a cerca de 5.000 en las dos últimas semanas de agosto.

LA BATALLA CONTRA LA COVID-19 SE GANA EN LAS COMUNIDADES

Panamá, un país de 4,2 millones de habitantes, registró hasta el pasado “30 de agosto la incidencia más alta entre los países de las Américas, de 2.176,6 infectados por cada 100.000 habitantes, ocupando esta semana el primer lugar por encima de la tasa promedio para la región de 1.278,7 por 100.000 habitantes”, añadió el informe de la OPS, que está basado en datos hasta el 31 de agosto.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, sostuvo este sábado que la batalla contra la enfermedad “no se gana en los hospitales, sino en las comunidades”, y que por ello los Equipos Unificados de Trazabilidad (EUT) mantienen esfuerzos redoblados de sus labores durante los fines de semana en las 15 regiones sanitarias del país.

Así, durante este fin de semana desplegaron los equipo de trazabilidad “para brindar atención casa por casa, con el fin de dar seguimiento a las personas que resulten positivas y sus contactos”.

La atención en las residencias incluye la entrega de bolsas de comida y material educativo con el fin evitar así que las personas contagiadas tengan la necesidad de salir de casa.

Panamá vive una oleada de casos desde junio pasado, que coincidió con la apertura de actividades económicas como la industria, la banca y los servicios técnicos, y con el aumento del número de pruebas aplicadas.

Pero una bajada en ritmo de la propagación del coronavirus alentó la retoma del proceso gradual de apertura desde mediados de agosto pasado y que continuará el próximo lunes, cuando se reactivarán las oficinas de arquitectura e ingeniería, las distintas zonas económicas especiales o zonas libres, y las sastrerías, modisterías, zapaterías y lava autos.

El nuevo cronograma de apertura de extiende hasta el 12 de octubre próximo, siempre que se cumplan ciertos criterios como mantener un RT o reproducción efectiva de casos menor o igual a 1 %, una letalidad diaria menor al 3 %, y disponibilidad de camas de sala general de 20 % o más, y de 15 % en UCI, ha dicho el ministro Sucre. EFE