Panthers y Cardinals, un duelo sin un favorito definido

CHARLOTTE, NC - JANUARY 10:  The defense of the Carolina Panthers line up against the offense of the Arizona Cardinals during the NFC Divisional Playoff Game on January 10, 2009 at Bank of America Stadium in Charlotte, North Carolina.  (Photo by Streeter Lecka/Getty Images)

CHARLOTTE, NC – JANUARY 10: The defense of the Carolina Panthers line up against the offense of the Arizona Cardinals during the NFC Divisional Playoff Game on January 10, 2009 at Bank of America Stadium in Charlotte, North Carolina. (Photo by Streeter Lecka/Getty Images)

Charlotte (EEUU), 23 ene (EFE).- Sin temor a que los efectos terribles que está dejando a su paso la tormenta invernal Jonas por el Este del país, el equipo local de los Panthers de Carolina y los Cardinals de Arizona están listos para decidir al nuevo campeón de la Conferencia Nacional, en un duelo el que no hay favorito.


Si en la Americana, los Patriots salen como favoritos, el domingo, cuando el partido de comienzo en el Bank of America Stadium, de Charlotte, los Panthers sólo tendrá a su favor el factor campo, luego todo puedo suceder ante un rival que tiene una ofensiva demoledora.

Aunque la nota común para ambos equipos es que los mariscales Carson Palmer, de 36 años, y Cam Newton, la gran figura de los Panthers, de 26 años, son exganadores del premio del Trofeo Heisman como mejores universitarios.

A partir de esa realidad, el veterano mariscal de campo Carson Palmer se encuentra de nuevo ante un gran reto de su carrera después de haber conseguido superar el “fantasma” de no tener en su poder ningún triunfo en playoffs, lo hizo el pasado domingo ante los Packers de Green Bay y ahora estará listo para alcanzar el sueño del Super Bowl 50.

Pero el triunfo llegó con un ataque alejado de lo que ha sido durante toda la temporada regular la patente de los Cardinals como fueron los pases largos y profundos, donde los receptores abiertos encabezados por el genial Larry Fitzgerald hicieron la diferencia.

De hecho tuvo que ser Fitzgerald con dos avances geniales los que permitieron a los Cardinals en el tiempo extra vencer 20-26 a los Packers después que el mariscal de campo Aaron Rodgers había logrado forzar el empate en el marcador con un pase de “Ave María”.

El entrenador en jefe de los Cardinals Bruce Arians es consciente de esa realidad y confirmó que el equipo ha trabajado durante toda la semana para volver a ser agresivos en el juego ofensivo cuando se enfrenten a los Patriots.

“No vamos a especular con nuestro juego ofensivo, esta vez, después de haber superado las dudas que había del equipo de fracasar de nuevo en un partido de la fase final, será todo diferente y volveremos a demostrar nuestro potencial ofensivo”, destacó Arians al concluir los entrenamientos.

Palmer también es consciente de esa realidad y espera mejorar la marca de 349 yardas, tres touchdowns y dos interceptaciones para 92,4 de índice pasador que tuvo frente a los Packers.

Mientras que los Panthers, dirigidos por el entrenador en jefe hispano Ron Rivera, el único que hay en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), también tienen un gran potencial ofensivo, ha sido el mejor equipo de la temporada regular, pero van a tener una baja importante en la defensa como es el veterano ala defensivo Jared Allen.

Rivera no ha querido arriesgarse aunque Allen, de 33 años, estaba dispuesto a estar en el campo de juego, por lo que la decisión del entrenador no ha sido bien recibida por el líder de la NFL en derribos (136).

La baja podrá ser aprovechada por el ataque de los Cardinals, que sin embargo, tendrán que preocuparse por la ofensiva de los Panthers con Newton que es una fuerza tanto por tierra como por aire cuando su equipo tiene la posesión del balón.

No brilló ante los Seahawks de Seattle aunque su aportación de 161 yardas, un touchdown, sin interceptaciones y dejar en 108,3 el índice pasador fue lo suficientemente válida que con la ventaja parcial de 31-0 les asegurase la victoria final por 30-24.

Newton declaró en la semana que nunca se pone nervioso, pero también es consciente que está ante la prueba más importante para comprobar de esa calidad de Jugador Más Valioso (MVP) que demostró durante la temporada regular lo puede poner en el Super Bowl 50.

Los Panthers poseen una gran defensiva, pero también cuentan con un ataque que sabe compensar y aportar los puntos necesarios para asegurar los triunfos y parte importante de esa estrategia radica en la aportación que pueda hacer Newton con su gran capacidad a la hora de leer el disparo y contraatacar.

Newton es líder de la NFL con 19 pases de touchdown contra la carga defensiva durante la temporada regular, también tuvo el menor números de interceptaciones cuando hizo los disparos a los receptores abiertos (3).

Estas cualidades podrían diferenciar en duelo entre los dos mariscales que con Newton y los Panthers a la cabeza tuvieron la mejor ofensiva del año con 31,2 punto por partido, y Palmer y los Cardinals que quedaron en segundo lugar (30,6).

El factor climatológico ya no será decisivo ya que se espera para el área de Charlotte un domingo soleado, con cielos despejados y temperaturas que estarán entre 3 y 5 grados centígrados.(1)EFE