Papa saluda a una delegación de norcoreanos y surcoreanos en señal de unidad

Sembrar el Camino (colaborando en la difusión de la obra del P ..

Ginebra, 21 jun (EFE).- El papa Francisco saludó hoy a una delegación de cristianos de Corea del Norte y del Sur, que fueron invitados por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) con motivo de la celebración del 70 aniversario de este organismo ecuménico, lo que es “una señal visible de la unidad posible” en la península coreana.

“El CMI ha trabajado durante décadas por la paz en la península coreana”, dijo a Efe una fuente del Consejo Mundial de Iglesias.

La delegación la componen cuatro norcoreanos y cuatro surcoreanos, que se conocieron solo hace tres días cuando cantaron juntos en el Instituto Ecuménico de Bossey, cerca de Nyon, en el cantón suizo de Vaud, “Arirang”, canción folclórica de más de 600 años e himno extraoficial de Corea, la Corea unida que existió hasta la guerra en la década de 1950 que dividió el país, según el CMI.

En el mismo acto participó la reverenda Sang Chang, presidenta del CMI para Asia y norcoreana que huyó de niña de su país, indicaron fuentes del Consejo.

El papa Francisco ha expresado su deseo de que la reciente cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, en Singapur contribuya a la paz en la península coreana y en todo el mundo.

El pontífice, que visitó Corea del Sur en agosto de 2014, ha enviado numerosos mensajes de satisfacción ante las reuniones los y gestos que han tenido lugar en aras de la pacificación de la zona.

El CMI también se implica en la búsqueda de la paz en la península coreana.

Especialmente desde 2006, a través del director de Asuntos Internacionales, Peter Prove, se celebra el Foro Ecuménico para la Paz, la Reunificación y la Cooperación para el Desarrollo en la península coreana y en 2013 tuvo lugar la décima Asamblea del CMI en Busan (Corea del Sur), para renovar el apoyo de las iglesias cristianas con los esfuerzos por la paz, la reconciliación y la reunificación de los coreanos.

En mayo, viajaron a Pyongyang los secretarios generales del CMI, Olav Fykse Tveit y Chris Ferguson, a invitación de la Federación Cristiana Coreana de Corea del Norte.

Fyske Tveit señaló hoy en rueda de prensa que la invitación de la delegación es un “gesto para ver un proceso de paz” y para transmitir que, si ambas partes rezan y trabajan juntas, “quizás pueda tener éxito” este esfuerzo. EFE