Paraguay espera aclaración de Brasil por restricción a importación de reales

Asunción, 4 jun (EFE).- Entidades bancarias, comerciantes de frontera y las propias autoridades económicas paraguayas aguardan una explicación por parte del Banco Central de Brasil (BCB) y del sector financiero brasileño por la decisión de restringir la importación de reales desde Paraguay a Brasil.

El ministro de Hacienda de Paraguay, Benigno López, y el presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), José Cantero, viajarán este miércoles a Brasilia para encontrarse con sus pares y obtener una aclaración al respecto.

Paraguay permite el uso de monedas extranjeras en las zonas fronterizas y eso facilita el flujo de reales, la divisa brasileña, en los comercios paraguayos de localidades como Ciudad del Este, núcleo comercial del país.

De ahí que la presencia de reales en Paraguay requiriera el envío de remesas de esta moneda a su país de origen, a través de transacciones entre los bancos paraguayos y brasileños autorizados para realizar estas operaciones.

Sin embargo, las entidades brasileñas restringieron el mes pasado la importación de reales desde Paraguay, una decisión de la que las autoridades paraguayas no han tenido “ninguna comunicación oficial de nada”, según dijo hoy López a los medios en un seminario celebrado en el BCP.

Hasta el momento, lo único que se ha logrado al respecto desde Paraguay es cerrar la reunión de este miércoles en Brasilia con los ministros de Hacienda de ambos países y los presidentes de las dos bancas matrices.

López y Cantero acudirán dispuestos a “entender la causa del problema” y a averiguar qué motivos llevan a las entidades brasileñas a no querer “recibir su moneda”.

En Paraguay, las autoridades esperan que mañana se despeje la incógnita sobre esta decisión y miran con preocupación su impacto sobre el comercio fronterizo paraguayo.

La titular de la Secretaria de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad), María Epifania González, expresó hoy su inquietud ante esta situación por las repercusiones económicas.

“En un país en el que fluye el real y la parte comercial sea muy importante, como Ciudad del Este, sí es preocupante”, manifestó González en declaraciones a Efe a su llegada hoy al BCP.

González señaló que las transacciones de divisa son “algo normal” y frecuente en “un país trimoneda, en el que fluye el dólar, el real y el guaraní”, con lo que desechó que la decisión brasileña pueda estar motiva por cuestiones relacionadas con lavado de dinero.

A su juicio, la restricción responde a una “diligencia” por parte de bancos privados que “se van a tomar su tiempo” en cuanto a la importación de reales.

Esa también fue la versión ofrecida por el miembro del Directorio del Banco Basa, afectado por la restricción, el exministro de Hacienda Santiago Peña (2015-2017).

“El BCB no les prohibió, pero les ha hecho una serie de preguntas que ha llevado a los bancos comerciales brasileros a suspender las operaciones hasta que se aclaren las dudas que tiene el BCB”, explicó Peña a Efe en el BCP.

El Banco Basa, propiedad de la familia del expresidente Horacio Cartes (2013-2018), trabajaba en estas transacciones con el Banco Paulista y el Banco Rendimiento, ambos de plaza brasileña.

No obstante, los movimientos de divisas con el Banco Paulista se pararon ya que “está siendo investigado en Brasil” y decidieran “suspender temporalmente” las operaciones.

El Banco Paulista está en el punto de mira de las autoridades brasileñas por recibir remesas de dinero en efectivo de 6,7 billones de reales (1,73 billones de dólares), que llegaban en aviones fletados con esa finalidad, según publicó hace unas semanas el diario brasileño “O Globo”.

Para Peña, el interrogatorio del BCB a las entidades, en concreto al Banco Paulista, no está relacionado con la Operación Lava Jato, sino con “dudas sobre el flujo comercial”.

“(Les) llama la atención que Paraguay tenga un flujo comercial tan importante, cuando los datos estadísticos de Migraciones hablan de que solo cruzan unos 300.000 brasileros del lado paraguayo, pero en realidad estamos hablando de 20 millones de brasileros que cruzan la frontera bajo el régimen de turismo que no necesitan hacer (trámites en) Migraciones”, comentó.

La entidad mueve cerca del 60 % del volumen de remesas entre Paraguay y Brasil, mientras que el 40 % restante se reparte entre Atlas y Continental, según los datos facilitados por Peña. EFE