Inicio > Noticias > Internacional > Parlamento elige a sandinista nuevo superintendente de Bancos de Nicaragua

Parlamento elige a sandinista nuevo superintendente de Bancos de Nicaragua

Managua, 9 may (EFE).- La Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por el oficialismo, eligió este jueves al sandinista Luis Ángel Montenegro como nuevo superintendente de bancos y otras instituciones financieras (Siboif).

Montenegro, quien renunció a su cargo como presidente de la Contraloría General de la República (fiscalizador de cuentas), asume su nueva responsabilidad en sustitución de Víctor Urcuyo, quien fue titular de la Siboif desde 2004 y cuya renuncia, por razones de salud, aceptó en enero pasado la Asamblea Nacional.

Antes de ser elegido como nuevo superintendente de bancos, la Junta Directiva del Parlamento presentó la renuncia de Montenegro al cargo en el ente fiscalizador, misma que fue aceptada por el pleno.

Posteriormente, se presentó su candidatura como titular de la Siboif, propuesto por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

El mandatario propuso la candidatura de Montenegro como titular del Siboif con trámite urgente, debido a que desde el 16 de enero pasado se encontraba con una presidenta interina, en el caso de Marta Díaz Ortiz, vicesuperintendente de la Siboif, de acuerdo con la iniciativa.

El cambio en la Siboif se da en medio de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018 y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos, miles en el exilio, y una contracción del 3,8 % de la economía, incluyendo el retiro masivo de depósitos.

Los depósitos en la banca comercial de Nicaragua han caído un 29,5 % como consecuencia de la crisis sociopolítica, según un informe de la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Al 31 de marzo de 2018, los depósitos en el sistema financiero nacional ascendieron a 5.495 millones de dólares, y al 31 de enero pasado cerraron en 3.876 millones de dólares, según el Funides.

La caída de los depósitos ha presionado a la banca a utilizar la recuperación de la cartera de crédito para satisfacer los retiros de depósitos y así afectar lo menos posible su liquidez, por lo que el crédito se ha reducido, según esa ONG.

El saldo de la cartera de crédito bruta del sistema bancario se contrajo 13,1 % a diciembre de 2018 en comparación con el mismo mes de un año antes y registra ocho meses de contracción consecutiva en sus saldos.

Parte de la contracción en los depósitos se ha traducido en reducción de las reservas internacionales del Banco Central de Nicaragua.

El saldo de las reservas internacionales netas pasó de 2.911 millones de dólares el 18 de abril de 2018, cuando estalló la crisis, a 2.039 millones de dólares al 31 de diciembre, de acuerdo con el Banco Central.

Funides ha advertido que “de continuar el ritmo de salida de los depósitos del sistema bancario, y consecuentemente de las reservas internacionales, el sistema financiero y el régimen cambiario no serán sostenibles en lo que resta de 2019”.

El Banco Central ha reconocido que el sistema financiero está sometido a estrés.

El país sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado. EFE

%d bloggers like this: