Parlamento griego aprueba presupuestos de 2019, los primeros tras fin rescate

Agencia EFE

Atenas, 18 dic (EFE).- El Parlamento griego aprobó hoy los Presupuestos Generales de 2019, el primer erario de la era post-rescate, que incluye una serie de medidas sociales y excluye la bajada de pensiones acordada inicialmente con los acreedores.

“Hoy votamos el primer presupuesto tras el fin de los rescates, un presupuesto de expansión fiscal después de ocho años de austeridad. Es nuestro primer presupuesto propio y nuestro futuro esta nuevamente en nuestras manos”, dijo el primer ministro, el izquierdista Alexis Tsipras, al cerrar el debate, en alusión a que se trata del primer erario que no diseñan los acreedores.

En un encendido debate que se desarrolló en clave electoral -en 2019 se celebran comicios múltiples- Tsipras recalcó que asumió las riendas de un país cuyas pensiones habían sufrido recortes por un total de 40.000 millones de euros, cuya tasa de desempleo había alcanzado el 28 % y cuya economía había perdido una cuarta parte de su riqueza.

El líder de la conservadora Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, cuyo partido precedió al izquierdista Syriza al frente del Gobierno, reprochó a Tsipras haber deteriorado la economía, con una política de “altos impuestos y pesada austeridad”.

Los Presupuestos Generales prevén unos ingresos netos de 53.806 millones de euros, un 0,35 % más que este año, y un gasto de 56.956 millones, un 2,26 % menos que en este ejercicio.

Al mismo tiempo, el erario prevé un superávit primario (excluye el pago de la deuda y de sus intereses) del 3,6 % del producto interior bruto (PIB), una décima por encima del objetivo fijado con los acreedores, lo que permitirá prescindir del recorte de las pensiones acordado inicialmente.

Este recorte, que hubiera constituido el decimotercero desde el comienzo de la crisis, había sido aprobado en el Parlamento por presión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que no veía factible que Grecia alcanzara sino un superávit del 3,5 %.

Sin embargo, el Gobierno se ha visto confirmado en sus expectativas gracias a la evolución de la recaudación fiscal en los primeros diez meses, que ha estado por encima de lo esperado.

Los presupuestos parten de la base de que en 2019 habrá un crecimiento económico del 2,5 %, cuatro décimas por encima del previsto para este año, y una inflación del 1,2 %, tras 0,8 % en 2018.

Los de 2019 serán así los primeros presupuestos desde que se firmó el primer rescate en 2010 que no contemplan grandes medidas de recorte, sino, por el contrario, incluso algunos alivios fiscales, sobre todo para las clases mas desfavorecidas.

En total, se ha reservado para 2019 una partida de 900 millones de euros para este tipo de medidas.

Además, se aplicará la primera reducción -en un punto porcentual- del impuesto de sociedades, que en un horizonte de cuatro años se recortará del 29 % actual al 25 %.

También habrá rebajas de las cotizaciones de los autónomos y agricultores a la seguridad social, así como ayudas del Estado a las contribuciones de jóvenes empleados para incentivar así la contratación.

En 2019 el consumo privado aumentará previsiblemente un 1,1 %, y el público, un 0,6 %; además, los Presupuestos contemplan un incremento de las inversiones del 11,9 %; de las exportaciones, del 5,8 % y de las importaciones, del 5,2 %.

El erario griego prevé además una caída del desempleo de previsiblemente un 18,1 % en este año al 16,7 % en 2019. EFE