Inicio > Noticias > Internacional > Parlamento regional australiano investiga el origen del rebrote en Melbourne

Parlamento regional australiano investiga el origen del rebrote en Melbourne

Sídney (Australia), 11 ago (EFE).- El Parlamento del estado australiano de Victoria comenzó este martes los interrogatorios para esclarecer el origen del rebrote de la COVID-19 en Melbourne, que se atribuye al incumplimiento de las cuarentenas de los viajeros internacionales.

El estado de Victoria acumulaba unos 2.200 casos de coronavirus antes de estallar a finales de julio el rebrote de la COVID-19 en Melbourne, lo que disparó las cifras en esta jurisdicción hasta totalizar más de 15.000 infecciones y unos 250 fallecidos, de los cuales 331 nuevos casos y 19 decesos fueron reportados hoy.

El origen de esta segunda ola se vincula a supuestas irregularidades cometidas por los guardias de las empresas privadas de seguridad encargados de vigilar el cumplimiento de las cuarentenas en los hoteles facilitados para australianos y residentes que regresaban a Melbourne desde el extranjero

El gobierno de Victoria, encabezado por el laborista Daniel Andrews, ha recibido numerosas críticas por presuntamente no haber aceptado la ayuda militar para la vigilancia de los hoteles de Melbourne designados para las cuarentenas.

En una comparecencia virtual ante el Comité de Cuentas Públicas y Presupuesto del Parlamento de Victoria sobre la COVID-19, Andrews recalcó que la “idoneidad” de las medidas de seguridad es un asunto que actualmente está abordando una investigación judicial independiente que ordenó su gobierno a principios de julio.

“No creo que se ofreciera el apoyo de la ADF (siglas en inglés para las Fuerzas de la Defensa Australiana). Se proporcionó en limitadas circunstancias en (el estado de) Nueva Gales del Sur, no para las tareas de seguridad sino para el transporte del aeropuerto a los hoteles”, dijo Andrews ante el comité del parlamento regional.

Medios locales han publicado que los guardias de seguridad en los hoteles mantuvieron relaciones de varios tipos con algunas de las personas que guardaban cuarentena, aunque el político ha evitado pronunciarse sobre estas informaciones.

La cadena ABC publicó el lunes que una enfermera denunció que las autoridades de Victoria relajaron las medidas por las aparentes amenazas de los huéspedes de autolesionarse si no les daban permiso para salir, tras registrarse un presunto caso de suicidio en uno de los hoteles en abril.

“Teníamos gente que nos llamaba diciendo: ‘Me voy a suicidar si no me dejan fumar un cigarrillo afuera ahora mismo’. No tienes más remedio que tomarte esa amenaza en serio”, comentó la enfermera que no quiso ser identificada.

Las autoridades de Victoria mantienen desde el 9 de julio confinados a alrededor de 5 millones de personas que viven en Melbourne, donde posteriormente se decretó el toque de queda nocturno y el parón de las actividades económicas no esenciales.

Australia, país que gestionó con acierto la primera ola de contagios, registra desde el inicio de la pandemia un total de más de 21.750 casos, y más de 330 muertos. EFE

%d bloggers like this: