Partido Socialista, el preferido de los españoles según una encuesta oficial

Madrid, 5 dic (EFE).- El gobernante Partido Socialista (PSOE) se mantiene como primera fuerza política en España, con más del 31 % de respaldo, según una encuesta oficial publicada hoy.

Los socialistas obtienen un 31,2 % de apoyo (voto más simpatía), seguidos por el Partido Popular (PP, centroderecha), con el 19,1 %, y Ciudadanos (liberales) y Unidos Podemos (izquierda), con alrededor de un 18 % en ambos casos, mientras que Vox (ultraderecha) obtendría un 2,5 %.

Son datos de un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado entre el 1 y el 11 de noviembre pasado, antes de las elecciones del 2 de diciembre pasado en la región autónoma de Andalucía (sur).

En esos comicios autonómicos, los socialistas ganaron pero perdieron 14 de los 47 diputados que tenían antes, mientras que la ultraderecha de Vox pasó de ninguno a doce parlamentarios en el Parlamento regional.

Con los resultados difundidos hoy por el CIS, parece poco probable que Vox pudiera obtener algún diputado en el Congreso si se celebraran elecciones generales, según el sistema electoral español.

En comparación con el sondeo de octubre, los socialistas experimentan una caída de cuatro décimas en el conjunto de España, el PP sube un punto, Ciudadanos retrocede del 21 al 18,2 % y Unidos Podemos sigue estancado en el 18 %.

En quinta posición, y con una subida del 4,3 al 4,8 %, se sitúa ERC (izquierda independentista catalana). Vox pasa del 1,3 al 2,5 % y se coloca por delante del PDeCAT (centroderecha catalana independentista), que cae del 1,4 al 0,8 %.

En voto directo, el que declaran de forma espontánea los encuestados, el PSOE sigue siendo el primer partido, seguido por PP, Ciudadanos y Unidos Podemos.

El CIS explica que los datos “en ningún caso” representan un “modelo de estimación de voto”, sino simplemente el dato bruto de “voto más simpatía”.

Además, la preocupación de los españoles por la situación política se ha incrementado en el último mes y sitúa a los políticos como el segundo problema que existe actualmente en España, solo por detrás del desempleo y, por primera vez, por delante de la corrupción.