Payasos marchan para pedir frenar la violencia en Acapulco

Acapulco (México), 8 may (EFE).- Alrededor de 50 payasos se manifestaron ayer con sus familiares y amigos, para exigir que se ponga freno a la violencia que amenaza a los habitantes de Acapulco, en el sureño estado mexicano de Guerrero.

Durante su protesta por la avenida principal de la zona turística de Acapulco, los payasos llevaron vestuarios blancos que hacían contraste con sus maquillajes y sus globos de colores que formaron la palabra paz.

“Queremos paz, estamos cansados”, dijo el payasos Tallarin de la Sopa Aguada, a la prensa local al cuestionar los altos niveles de violencia que hay en Acapulco, considerada una de las dos ciudades más violentas de México, de acuerdo a estadísticas oficiales.

Los payasos denunciaron durante la manifestación que a principios de año, fue asesinado un malabarista en una unidad de viviendas de Acapulco y también que los niveles de violencia han hecho que pierdan oportunidades de empleo.

Acapulco, balneario y puerto del sur de México, terminó el 2017 como la ciudad mas violenta para las mujeres en México con 144 asesinatos, según datos de organizaciones feministas.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal señaló en marzo pasado a Acapulco como una de las urbes más peligrosas del país, junto con el municipio turístico de Los Cabos, en el estado de Baja California Sur. EFE