Peaje de “súper” provocará incremento en productos

Hasta un 10 por ciento es el incremento que se puede dar en los productos, derivado al nuevo aumento en el costo de la super carretera Durango-Mazatlán, algo que afectará directamente a los usuarios, y a la venta de los empresarios pues ya no se podrán ofrecer precios competitivos, indicó Francisco Rueda presidente del Consejo de Empresarios Jóvenes (CEJ).

Mencionó que desde hace años ha ido en aumento el costo, acción que se ha hecho sin consideración por parte de Caminos y Puentes Federales de Ingresos (Capufe) algo que afectará a la economía y al turismo pues bajarán.

El que no se tenga un tiempo exacto estimado para transitar por esa carretera afecta en tiempo, pues por las reparaciones que a veces están realizando se llevan más de 3 horas, pero repercute directamente al consumidor.

El incremento en los productos va a provocar que los empresarios no cuenten con costos competitivos, por lo que se pide una atención por parte del gobernador del estado José Rosas Aispuro para brindar oportunidades de crecimiento.

Los empresarios tendrán que destinar a los productos en Torreón y Zacatecas, donde no necesariamente es redituable.

En general los socios del Cej señalan que cuando se planteó el proyecto de la supercarretera Durango-Mazatlán se hablaba de una derrama económica significativa para ambos estados. Algo que no ha sucedido porque resulta costoso.

El impacto es directamente para aspectos turísticos, y logística de comercialización, además de que el seguro que tiene la autopista no responde por los daños a los vehículos cuando sufren accidentes derivados del mal estado de la misma.