Pedrito Martínez: el toque espiritual pone la música a otro nivel

?????????????????????????????????????????????????????????

Mompox (Colombia), 15 oct (EFE).- El percusionista cubano Pedrito Martínez, que participa en el Festival de Jazz de Mompox, aseguró hoy que su música tiene un toque espiritual porque incorpora la religión y eso la pone a otro nivel.


“Incorporo la religión a la música para que le de un toque espiritual, y es el que pone la música en otro nivel, eso es lo que me inspira a mi a hacer las canciones y mis melodías, eso es lo que me da fuerza”, afirmó Martínez en una entrevista con Efe.

Sobre su responsabilidad como representante de la música cubana aseguró que “es un misión” que tiene que hacer para que “la música cubana viva fuera de la isla”.

Martínez quien reconoce su admiración por la música colombiana y particularmente por la música de Carlos Vives, afirmó que “desde que llegó al festival se conectó con él”.

“Me encanta Mompox, es un pueblito colonial pero bien lindo, me encanta la energía que tiene, se parece mucho a La Habana vieja, me siento como si estuviera allá”, aseveró sobre la ciudad colombiana, ubicada en el departamento de Bolívar (norte) que acoge el festival.

Por otro lado, Martínez explicó que ahora está “trabajando en una nueva producción el año que viene y que tendrá muchos artistas invitados”.

“Eso lo digo más adelante cuando la disquera se ponga de acuerdo con los presupuestos y los artistas que voy a invitar”, dijo el artista.

El sonero, percusionista y cantante, se presentará en el concierto de cierre del Festival de Jazz de Mompox con su nuevo álbum “La Habana Dreams”, una mezcla de música cubana con el jazz, el funk y el pop.

El certamen tiene como invitados a artistas de Cuba, República Dominicana, EE.UU., Venezuela y Colombia.

Entre ellos está la agrupación Retro Jazz (República Dominicana), el Ryan Middagh’s Nashville Quartet (EE.UU) y los colombianos Antonio Arnedo y Petrona Martínez.

El Festival de Jazz es organizado por la Gobernación de Bolívar a través del Instituto de Cultura y Turismo (Icultur). EFE