Pekín quiere jugar “papel constructivo” en la desnuclearización de Pyongyang

Sputnik Mundo

Seúl, 20 jun (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, quiere que China juegue un “papel constructivo” en la desnuclearización de Corea del Norte y expresó su “firme apoyo” a este compromiso durante su tercera reunión con el líder norcoreano, informaron hoy los medios del régimen.

El mandatario chino mantuvo un nuevo encuentro con Kim Jong-un en Pekín el martes en el que “expresó su firme apoyo a nuestra postura y determinación para la desnuclearización de la península coreana y dijo que China continuará desempeñando un papel constructivo”.

La reunión de Xi y Kim se desarrollo “de manera cordial, abierta y amistosa”, y el mariscal norcoreano transmitió su gratitud al presidente chino por el apoyo de China a la histórica cumbre que Pyongyang celebró con Washington el 12 de junio en Singapur, según el encuentro recogido por la agencia estatal norcoreana KCNA.

Kim declaró que Corea del Norte cooperará con China “en el proceso de apertura de un nuevo futuro en la península coreana y en la región” y se comprometió a consolidar la relaciones bilaterales, según el extenso informe realizado por KCNA sobre el viaje y el encuentro, el tercero que el líder norcoreano realiza en tres meses.

Los líderes también mantuvieron un “fructífero” intercambio de opiniones sobre asuntos de interés común, incluidas las perspectivas sobre la desnuclearización de la península de Corea, y llegaron a un “consenso” sobre dichos temas, dijo KCNA sin desarrollar más allá.

Kim viajó el martes junto a su esposa, Ri Sol-ju, hasta la capital china, donde permanecerá hasta hoy, en la que marca su tercera visita al país vecino, con el que parece querer fortalecer sus vínculos de cara a las negociaciones con Estados Unidos para discutir los detalles sobre el desarme nuclear del régimen.

Xi Jinping fue el mandatario escogido por Kim para protagonizar su primera cumbre y viaje al exterior desde que llegara al poder a finales de 2011, en un viaje sorpresa realizado a finales de marzo, antes de la cumbre con el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Kim regresó al país vecino para mantener otro encuentro con Xi en mayo en Dalian antes de la cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump.

El acercamiento de Pyongyang y Pekín se produce tras cinco años de relaciones tensas que coincidieron con la llegada al poder de Xi en 2013 y la ejecución ordenada por Kim ese mismo año de su tío Jang Song-thaek, entonces “número dos” del régimen y quien mantenía un vínculo estrecho con Pekín. EFE