Pendiente padrón de clínicas de belleza

Uno de los pendientes con el que inicia este año 2016 la Coprised es el levantamiento del padrón de las clínicas de belleza que operan en la capital, puesto que desde el año pasado se ha detectado que algunos negocios de este tipo no cuentan con el permiso correspondiente y ofrecen otros servicios que son riesgosos para las personas, reconoció el titular de la instancia, Marco Antonio Aguilar Martínez.

El funcionario estatal comentó que es difícil un levantamiento o censo, debido a que los negocios operan de forma migratoria, es decir, se mudan de domicilio o a otras partes del país.

“No es fácil tener el censo total, estaremos visitando más de 40 clínicas y más que cerrar locales es más factible decir que estamos teniendo acciones”, sostuvo el servidor público.

Explicó que en algunas ocasiones la gente confunde los salones de belleza con las clínicas de belleza, en donde la primera no debe ofrecer otros servicios en donde el personal no tenga la experiencia o represente algún factor de riesgo.

Precisó que al cierre del año 2015 se tenía proyectado hacer un último análisis sobre estos negocios, sin embargo, fue complicado realizar un operativo de verificación, debido a que los negocios cambian de domicilio.

Tan solo entre los años 2014 y 2015 la Cofepris publicó en su página electrónica una lista de los negocios clausurados, en donde en Durango fue cerrado un negocio de este giro.