Perico perdió su maillot en la fiesta en París

Brioude (Francia), 14 jul (EFE).- En 1988 Pedro Delgado logró, al fin, vestir el maillot amarillo del Tour de Francia en el escalón más alto del podium de París.

El corredor de Segovia se convirtió así en el tercer español que lo lograba, el primero desde Luis Ocaña en 1973, un motivo real de alegría para todo el ciclismo español.

La celebración fue de altura y el equipo alquiló la célebre sala de fiestas parisiense El Lido para marcar un evento de esa importancia.

Pedro delgado subió al escenario con su maillot en las manos para hacer un discurso ante todos los invitados, pero cuando regresó a su mesa, ya no lo tenía consigo.

Perico preguntó a todos por el paradero del maillot amarillo, pero la túnica sagrada no apareció.

De hecho, hay quien asegura que El Lido posee la mejor colección de maillots amarillos del mundo. EFE