Inicio > Noticias > Internacional > Perú decidirá en abril qué país construirá el nuevo aeropuerto del Cusco

Perú decidirá en abril qué país construirá el nuevo aeropuerto del Cusco

Lima, 14 feb (EFE).- El Gobierno de Perú decidirá el próximo mes de abril qué país construirá el nuevo aeropuerto internacional del Cusco, cuyos trabajos continúan de acuerdo con los plazos previstos, anunció este jueves el presidente peruano, Martín Vizcarra.

“Ahora se ejecuta el movimiento de tierras de un sector. El resto se hará con el convenio de Estado a Estado que se decidirá en abril”, precisó Vizcarra durante la clausura de una reunión con autoridades regionales y locales del Cusco.

El gobernante pidió a las autoridades cusqueñas que “tengan la seguridad de que este proyecto va a ser histórico” y prometió que su Gobierno pondrá “todo el esfuerzo, toda la dedicación y la transparencia para que se lleve adelante”.

Agregó que el objetivo es “tener el aeropuerto que se espera para el primer destino turístico (del país), que es el Cusco”, la antigua capital del Imperio de los Incas y en cuyo territorio se encuentran las famosas ruinas de Machu Picchu.

El pasado 7 de diciembre, durante la firma del contrato para el movimiento de tierras, fase previa para poder comenzar la obra, Vizcarra explicó que el proyecto se haría como obra pública después de que el Ejecutivo rompiera el contrato con el consorcio que inicialmente iba a ejecutarlo como asociación público-privada.

“Mucho antes de que terminemos el movimiento de tierras ya vamos a tener al contratista que va a construir el aeropuerto. En el mes de febrero, tienen que presentar la propuesta, y lo estamos haciendo a través de una convocatoria a los Gobiernos más importantes del mundo para asegurar la calidad de este megaproyecto”, dijo.

En sus declaraciones de este jueves, el gobernante reiteró que la construcción del aeropuerto continuará de acuerdo con los plazos previstos por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Agregó que el modelo de acuerdos de Estado a Estado ha tenido buenos resultados para la ejecución de la infraestructura de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos de julio próximo en Lima.

El ministro de Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo, aseguró que “el proceso ha seguido todas las exigencias que la ley de contrataciones considera” y que actualmente “la maquinaria y los equipos que cumplen esta labor están en el campo”.

“Estamos empeñados en superar riesgos, para garantizar que este movimiento de tierras se haga sin ninguna dificultad”, concluyó.

Trujillo había señalado en diciembre pasado que los países que habían manifestado su interés en el proyecto eran Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Corea del Sur, Singapur y Turquía.

El aeropuerto está proyectado que se construya en el municipio de Chinchero, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Cusco, y requerirá una inversión de unos 600 millones de soles (unos 177 millones de dólares), según el ministro.

La pista de aterrizaje estará a una altitud de 3.728 metros sobre el nivel del mar y tendrá 4.000 metros de longitud por 45 de ancho, mientras que la terminal, de 40.000 metros cuadrados, tendrá 11 puertas de embarque y 13 mangas.

La primera piedra del aeropuerto fue colocada el 3 de febrero de 2017 bajo la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski y con Vizcarra a cargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, tras firmar una adenda con el anterior concesionario que aumentaba el costo del Estado ante la insolvencia del consorcio para comenzar el proyecto.

Esa modificación en el contrato hacía que el costo del aeropuerto se fijara en 520 millones de dólares, de los que 410 serían cubiertos por el Ejecutivo y 109 por el concesionario, que iba a tener la operación y mantenimiento durante 40 años.

Sin embargo, las obras fueron paralizadas poco después por orden de Vizcarra ante la polémica suscitada con la adenda, por lo que pidió que fuera revisada por la Contraloría (Tribunal de Cuentas), tras lo cual renunció al ministerio por las presiones del fujimorismo, que buscaba censurarlo en el Congreso.

El Gobierno y el anterior consorcio concesionario, llamado Kuntur Wasi y formado por la argentina Corporación América y la peruana Andino Investment Holding, están pendientes de resolver en un arbitraje la eventual indemnización por la ruptura de su contrato. EFE

%d bloggers like this: