Perú destina más de 2,6 millones de dólares a sitio arqueológico Choquequirao

Lima, 12 ene (EFE).- Las autoridades de Cultura de Perú invertirán más de 9 millones de soles (2,64 millones de dólares) en trabajos de investigación, conservación y mantenimiento en el parque arqueológico de Choquequirao, en la región sureña de Cuzco, informaron hoy fuentes oficiales.


El director de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cuzco, Vidal Pino Zambrano, señaló que se ejecutarán trabajos de restauración y puesta en valor en la zona monumental de Choquequirao, donde se invertirá 5,5 millones de soles (1,6 millones de dólares).

Además, se hará investigación arqueológica con excavaciones en un tramo de lugar, con una inversión de 485.000 soles (unos 142.000 dólares) y también se elaborarán expedientes de declaración y delimitación en otros sectores.

Pino detalló que para las tareas de mantenimiento, conservación y actualización del Plan Maestro del Parque Arqueológico de Choquequirao, se han destinado unos 3 millones de soles (unos 880.000 soles) entre 2015 y 2017.

El funcionario agregó que también se ha programado la formulación de proyectos para la recuperación de diversos tramos del antiguo camino inca, o Qhapaq Ñan, que se ejecutarán entre 2018 y 2021, por un monto de 14 millones de soles (4,11 millones de dólares).

El director de Cultura del Cuzco dijo que en los próximos años se impulsarán los trabajos en diversos sectores de Choquequirao, con el objetivo de ofrecer a los visitantes una alternativa turística integral.

“El proyecto del teleférico y de otros accesos a Choquequirao nos anima a redoblar esfuerzos. Vamos a brindar todo nuestro apoyo para que se hagan realidad” aseguró Pino, antes de indicar que actualmente el sitio registra un promedio de 50 visitantes por día.

Choquequirao (cuna de oro, en quechua) reúne las ruinas de una imponente ciudadela inca con características arquitectónicas similares a Machu Picchu, ubicadas en la provincia cuzqueña de La Convención, en las estribaciones del nevado Salcantay. EFE