Pide Coparmex que investigación de deuda no tenga tintes políticos

La presidenta del Centro Empresarial de Durango, Mayté Vivó Prieto, señaló que las autoridades gubernamentales deben responder del manejo que haga de los recursos públicos, pues ya no es posible que su uso sea de manera discrecional e irresponsable.

Al mismo tiempo, se pronunció por que se investigue y profundice de manera responsable y sin tintes políticos el estado actual que guarda la deuda pública del estado de Durango.

Explicó que sin lugar a dudas el monto de casi 15 mil millones de pesos que presuntamente heredó la pasada administración como deuda pública de Durango es elevado, sin embargo, más que un manejo mediático, el tema amerita que se lleve a cabo una investigación seria y responsable que permita llegar a la verdad de las cosas y el tema no se quede en una nota sensacionalista.

La dirigente empresarial destacó que es sano y justo que los duranguenses conozcan el uso y destino de los recursos públicos en general, de manera particular lo relativo a la deuda pública, “si derivado de una investigación seria y profesional se encuentra algún tipo de irregularidades, claro que se tiene que llamar a cuentas a los responsables”.

Vivó Prieto precisó que para nadie es un secreto que los tres niveles de Gobierno enfrentan serios problemas de endeudamiento, ello sin buscar justificar anticipadamente lo que haya sucedido en Durango, pero la transparencia demanda conocer el destino de esos recursos, si fueron para obra pública, infraestructura productiva o simplemente para gasto social, que muchas veces esconde una intencionalidad de índole político electoral.

“Independientemente de los resultados de las investigaciones que se tienen que hacer en torno al endeudamiento del estado, la actual Administración -en paralelo- tiene que presentar cuáles serán las alternativas para corregir el destino de las finanzas estatales, indicar de qué manera captaremos más ingresos propios, qué políticas implementará para un auténtico recorte del gasto corriente, qué ajuste hará del personal en el gobierno a partir de una reingeniería real y no cosmética, sino para ser más eficiente y atender las demandas de los duranguenses”, expuso.

Señaló que en este nuevo esquema de rendición de cuentas el Poder Legislativo también tiene la responsabilidad de cumplir su tarea de fiscalización, pues no debe olvidarse que el Congreso del Estado es quien autoriza cualquier contratación y renegociación de deuda pública.

Enfatizó que los diputados locales tienen que despojarse ya de sus intereses partidistas y asumir el de los ciudadanos. “Sin politización deben también contribuir a investigar, pero de igual manera de encontrar mecanismos y crear condiciones para mayores ingresos e inversión productiva para Durango”, finalizó.