Pide Esteban a los Poderes dejar la confrontación

Se debe mantener la gobernabilidad del Estado

  • La gente no va a permitir que se sigan priorizando las agendas individuales

El diputado Esteban Villegas Villarreal hizo un llamado a los Poderes del Estado a la conciliación, la cordura, al diálogo, a limar asperezas y dejar de lado la confrontación y los temas que nada le abonan a Durango, para mantener la gobernabilidad en la entidad y por el bien de la ciudadanía.

“La vida política de nuestro Estado está entrando en un ambiente de crisis, de polarización, con muchos frentes que mantienen a la sociedad en tensión todos los días, destacó el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI a considerar necesario hacer una pausa para actuar con congruencia con el amor que se dice tener a Durango.

El legislador puntualizó que en la actualidad existen conflictos en muchas áreas que no pueden permitirse alejarse de sus tareas, la confrontación está trayendo consecuencias lamentables, conflictos que escalan sin que alguien dé el primer paso a la prudencia, a la gobernabilidad, a la respuesta transparente e inmediata que la gente espera de sus representantes.

En este sentido, Villegas Villarreal consideró que Durango necesita de sus gobernantes concentrarse en lo urgente, en lo que más falta les hace a las familias y establecer los acuerdos necesarios para que venga más inversión, más trabajos, mejores servicios; pero para eso requiere que sus representantes recuerden que son servidores públicos, que se deben a ellos y dejar de lado sus diferencias.

“La sociedad ha dado muestras de madurez, de hartazgo, de cansancio ante las prácticas políticas que sólo ven para sus intereses sin contemplarlos a ellos, a quienes les brindaron su confianza y que esperan ser tomados en cuenta”, precisó en la Sesión del Pleno.

Al respecto, comentó que la gente no va a permitir que se sigan priorizando las agendas individuales, las agendas de los poderes; ya que el mensaje es por demás claro, es necedad decidir no escuchar, no participar como ellos lo esperan, como lo merecen.

Por ello, pregunto ¿Cómo ofrecer cambios y transformaciones a gran escala, modernidad y progreso?, si no somos capaces de escalar en nuestra política interior, si no son capaces de hacer política incluyente, sana, de entendimiento.

“Cuando el político se aleja de ser ciudadano, de tener empatía con su entorno, cuando se distancia de la labor social y de la lucha por los ideales colectivos, se vuelve irrelevante, innecesario, se vuelve una carga que la sociedad está harta de llevar a cuestas”, finalizó.