Piden a Gobierno Chile premura en extradición de exagente dictadura Pinochet

Santiago de Chile, 25 jul (EFE).- La Agrupación de Familiares de detenidos Desaparecidos (AFDD) entregó hoy una carta dirigida al canciller del país, Roberto Ampuero, en la que piden que se curse “con premura” la extradición de la exagente de la dictadura de Augusto Pinochet Adriana Rivas, que se encuentra en Australia.

La presidenta de la AFDD, María Estela Ortiz, explicó a Efe que en el Ministerio de Relaciones Exteriores fueron recibidos por la directora jurídica de la Cancillería, Carolina Valdivia, y el equipo que lleva la extradición de Rivas.

“Ellos nos informaron de todas las gestiones que se han realizado desde el 2011 en adelante, cuando se conoció que Rivas se había fugado de Chile, aunque igualmente le hicimos ver la frustración de la agrupación por no haber sido recibida por el canciller Ampuero”, añadió Ortiz.

Sostuvo que la extradición de la exagente “es un tema importante y delicado” por cuanto es una persona de la desaparecida Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), el temible aparato represor de Pinochet, que torturó y asesinó a personas durante la dictadura, y que además se fugo del país a pesar de tener orden de arraigo.

“Es una situación en la que fallaron todos los organismos que deben velar por que una persona de estas características, con orden de arraigo, no salga de nuestras fronteras”, enfatizó la dirigente.

Aseguró que para su agrupación es una “afrenta horrible” que Rivas haya dado entrevistas en Australia diciendo que está feliz de haber trabajado y cooperado con la DINA, durante la dictadura cívico militar (1973-1990).

“Hemos exigido la premura del gobierno para su extradición y hubo disponibilidad de hacerlo. Recién se ha enviado la última solicitud de extradición de acuerdo a las normas que impone el gobierno de Australia”, precisó Ortiz.

Afirmó que la situación de Rivas “no es solo un tema jurídico. Es un tema político también”, apostilló.

“La exigencia de que esta persona sea extraditada también es un tema político, de cómo el Estado de Chile exige para que Australia realmente apresure la extradición de quien fuera una agente de la dictadura”, concluyó Ortiz.

“Chany”, como le decían popularmente, se convirtió en el brazo derecho del director de la DINA, Manuel Contreras, quien murió mientras purgaba más de 400 años de prisión acusado de crímenes de lesa humanidad.

Los testimonios de los propios torturados destacan que Adriana Rivas era una persona despiadada en los interrogatorios que se realizaban en el cuartel Simón Bolívar, donde operaba la llamada Brigada Lautaro.

Según datos oficiales, durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras unos 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas. EFE