Piden a la SEED implementar “operación mochila”

Tras el incidente suscitado la mañana del lunes en una secundaria de la capital, donde un estudiante fue agredido con arma blanca por uno de sus compañeros, varias voces han solicitado a la Secretaría de Educación en el Estado implemente la “operación mochila”, propuesta que por años ha sido pedida y, por diversos motivos, desechada.

De acuerdo a la información recabada aproximadamente a las 06:30 horas en el plantel Jesús Reyes Heroles ubicado en calle Estroncio y Andador Juárez del fraccionamiento 20 de Noviembre II este lunes, y por causas que se desconocen aún, Julio César, de 15 años, fue lesionado por Daigoro, de la misma edad, quien dejó el arma abandonada y se dio a la fuga.

Ante esta situación la propuesta de la implementación de la “operación mochila”, medida controvertida ya que en el pasado se ha buscado implementar por sociedades de padres y autoridades escolares sin que prospere por mucho tiempo, ya que hay quien acusa que es una violación al derecho a la privacidad de los alumnos, por lo que se ha dejado de lado.

Y es que todo esto surge en el contexto de los tiroteos que han sacudido a la comunidad estadounidense, pues apenas la semana pasada un joven disparó contra sus compañeros en una escuela de Florida dejando 17 muertos; y en Durango hace unas semanas se documentó un caso de un alumno que agredió a un maestro con un ladrillo al sur de la ciudad.

Sobre la “operación mochila” para autoridades como el juzgado administrativo no existe otro método por el cual se garantice que los alumnos no ingresen a los planteles armas blancas, armas de fuego, sustancias prohibidas o cualquier otro objeto que perturbe la sana convivencia y signifique un riesgo inminente para alumnos y maestros.

Consideró que es necesario que se les brinde ayuda psicológica a los alumnos que presenten indicios de introversión y a los que agreden a sus compañeros para poder prevenir este tipo de incidentes y evitar que se llegue a desgracias como la de Estados Unidos u otras ocurridas en México, pues al parecer no se está atendiendo jurídicamente este problema por las escuelas.