Piden mayores sanciones por usura

  • En El Ciprés hay más de 300 familias afectadas: Abogado

Pide Mario Pozo que se hagan reformas al Código Penal del Estado para que se endurezcan las  sanciones a quienes practican la usura y además de dañar el patrimonio de los duranguenses también amenazan a quienes les deben y les cobran un interés excesivo, como es el caso que se presenta en la colonia El Ciprés y otras aledañas, donde más de 300 familias son afectadas por un prestamista.

El dirigente de la Barra Mexicana de Abogados manifestó que acudió a temprana  hora al Congreso del Estado, acompañado por algunas personas afectadas por esta situación, para solicitar a los diputados locales su apoyo para que se hagan reformas a la legislación local, que permitan sancionar con mayor dureza las prácticas mencionadas, aunque no logró dialogar con los legisladores porque aún no llegaban.

Respecto a la situación que se presenta con más de 300 familias de esta ciudad, puntualizó que estas tienen sus viviendas en las colonias El Ciprés, Chulas Fronteras y otras que se encuentran en esa zona de la ciudad, donde son afectadas por las amenazas y acoso que ha ejercido en su contra María Gandarilla, quien les ha prestado distintas cantidades de dinero con un interés del 17 por ciento, el cual es muy elevado, lo cual pone en riesgo su patrimonio si no logran pagar las deudas.

Apuntó que se trata de una persona que practica la usura, pero que además hostiga e incluso amenaza a quienes le deben dinero, sin que hasta el momento se haya encontrado la forma de detener esta situación, a pesar de que ya se presentaron denuncias ante la Fiscalía General del Estado, además se solicitó que se investigue el origen de los recursos que utiliza para hacer préstamos.

Añadió que ante esta situación se determinó buscar el apoyo de los legisladores locales, para que se hagan reformas al Código Penal de Durango, de tal manera que se incrementen los castigos que se aplican por el delito de usura, además de realizar cambios en lo que se refiere al patrimonio familiar, para que las personas que tienen deudas con prestamistas no pierdan sus viviendas.

Mario Pozo manifestó que también se solicitará al SAT que investigue una posible evasión fiscal, pues la persona que realiza préstamos no otorga recibos de los intereses que cobra, que la PGR investigue el origen de los recursos, además de denunciarla por las amenazas en contra de las personas que tienen deudas con ella, entre otras irregularidades que comete la prestamista.