Piden médicos no se les criminalice

El presidente del Colegio Médico de Durango, Sergio González Romero, previo a un encuentro con la fiscal general del estado pidió no se les criminalice, “nosotros no estamos para matar gente, estamos para curar”, por lo que manifestó su apoyo como gremio a un pediatra acusado de homicidio en Oaxaca.

El acudir ante la Fiscalía es para que conozca a los presidentes de los diferentes colegios médicos, y estar en contacto para trabajar en coordinación si es necesario, sobre todo a modo de prevención para que no se llegue a presentar un caso similar de injusticia.

Mencionó que se busca un arreglo para la situación de su colega de Oaxaca, pues no consideran justo lo que sucedió, exigen una defensa justa y no de dolo, que es lo que se pretende para todas las entidades, porque asegura que un médico jamás provoca daño intencional.

En caso de que se presente una situación, explicó que en una cirugía o atención pueden resultar daños colaterales y cosas que se escapan por reacciones secundarias que no se desea que sucedan.

Dijo que puede haber delitos culposos, pero quienes deben juzgar tienen que ser peritos que conozcan de la especialidad para un veredicto justo. El presidente del Colegio Médico desconoce si en este momento hay algún juicio abierto por negligencia o de índole penal contra algún galeno.

Como respaldo a este caso y como una protesta se realizó una marcha por los integrantes de los 32 colegios médicos del país de manera simultánea. Se informó que de no tener una respuesta favorable podrían llegar a hacer un paro de labores nacional.

Sobre este caso el médico Luis Alberto Méndez Pérez enfrenta un proceso de homicidio doloso en contra del niño Edward Trujillo, quien falleció durante una intervención quirúrgica por fractura de brazo en un hospital privado de Oaxaca.

Por su parte los padres, familiares y amigos del pequeño Edward también marcharon para que no se libere al médico, aunque no se aclaró que es en contra del galeno, sino del derecho de los pacientes cuando sufren algún tipo de negligencia.