Piden retirar fondos a defensa para darlos a educación y salud en Guatemala

piden-retirar-fondos-a-defensa-para-darlos-a-educacion-y-salud-en-guatemalaGuatemala, 17 oct (EFE).- El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) propuso hoy modificar el proyecto de presupuesto de Guatemala para 2017 y retirar el aumento de más de 50 millones de quetzales (6,6 millones de dólares) a defensa para distribuir esos fondos en los sectores de educación y sanidad.


Las cuentas, que deben de ser aprobadas por el Congreso, prevén una partida adicional de 36,7 millones de quetzales (4,9 millones de dólares) para misiones de paz y de 21,5 millones (2,8 millones de dólares) para la adquisición de material militar.

La propuesta del Icefi, hecha pública durante la audiencia realizada hoy por la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda (CFPM) del Congreso, plantea redistribuir esos fondos en las áreas de salud y educación.

El ente regional recomendó incrementar el presupuesto de educación para elevar los montos per cápita por día para la refacción escolar en el nivel preprimario y primario.

También exhortó incrementar la asignación presupuestaria para la educación especial de niños y adolescentes con discapacidad física, sensorial e intelectual, así como la atención de menores en conflicto con la ley penal.

Asimismo, recomendó suprimir la asignación al Ministerio de Economía de 3,4 millones de quetzales (454.600 dólares) para asistencia técnica a beneficiarios de privilegios fiscales, suprimir los aportes injustificados a ONG y prohibir la contratación de seguros privados de vida o gastos médicos.

El Icefi se refirió además al “exceso de optimismo” en la proyección de ingresos tributarios y recomendó la conformación de una comisión técnica que estudie el Plan Anual de Recaudación, Control y Fiscalización que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) aplicará en 2017 para evaluar la viabilidad de alcanzar la meta de recaudación tributaria.

Las cuentas, que han sido rechazadas públicamente por la oposición -mayoritaria en el Congreso-, prevén unos fondos totales de 10.587 millones de dólares, un 12,7 % más que el actual.

A este respecto, el Icefi apostó por no reducir el techo global del presupuesto y “realizar un ejercicio de optimización de las asignaciones de gasto”: reducir o suprimir gastos innecesarios y con ello incrementar rubros prioritarios como salud y educación.

La iniciativa está conformada en un 72,2 % por ingresos, entre ellos 57.000 millones de quetzales (7.559 millones de dólares) en recaudación de impuestos, y el resto en préstamos y adjudicación de bonos.

Este proyecto prevé un déficit fiscal de 2,2 % del producto interno bruto (PIB), superior en 1,6 % al de 2016, y los tres principales ejes de actuación son seguridad y justicia, seguridad alimentaria y salud integral y generación de empleo. EFE