Pieza operística de Georges Bizet llega al Auditorio Nacional

alexandre-cesar-leopold-bizet-alias-george-bizet_c_jpg_681x349_crop_upscale_q95México, 13 Ene (Notimex).- “Los pescadores de perlas”, del compositor francés Georges Bizet (1838-1875), es el título de la obra con la que el Auditorio Nacional reiniciará las trasmisiones vía satélite de las actividades del Metropolitan Opera de Nueva York, el próximo 16 de enero.

Bajo la dirección de la británica Penny Woolcock, la nueva producción que integra temas como el amor puro, la traición y la venganza, contará con la participación en el podio de Gianandrea Noseda, quien imprimirá su estilo romántico a la obra, informó el recinto en un comunicado.

La pieza operística que hace una viva recreación de las profundidades del mar será representada por la soprano alemana Diana Damrau, quien interpretará a “Leïla”, el tenor estadounidense Matthew Polenzani en el personaje de “Nadir” y el barítono polaco Mariusz Kwiecien en el papel de “Zurga”.

Integrada por tres actos, la obra fue estrenada el 30 de septiembre de 1863 en el Teatro Lírico de París por León Carvalho, quien entonces era el director del recinto en los años 60 como consecuencia de la subvención que otorgó el ministerio francés de Bellas Artes.

Influenciada melódicamente por el también francés Charles Gounod (1818-1893), colega de Bizet, la historia que originalmente centraba su acción en México encontró su camino en Ceilán, lugar que le permitiría al compositor resaltar la neutralidad y el exotismo del mundo oriental.

Es de esta manera como la aspiración al amor de la bella sacerdotisa “Leïla” se vuelve el tema central de la narración que cuenta el origen de la rivalidad de “Zurga” y “Nadir” en torno a la lucha que encarna la sentimental situación.

La historia arranca con un viaje a Ceilán realizado por “Zurga” y “Nadir” en donde reencuentran a la sacerdotisa a quien habían conocido tiempo atrás en un templo de Brahma situado en el Lejano Oriente.

El clímax comienza cuando “Leïla”, quien ha hecho un voto de castidad para ahuyentar a los demonios marinos que amenazan con provocar graves perjuicios a los pescadores de perlas se ve envuelta en el amor y la pasión que ella siente por “Nadir”, acción que “Zurga”, rey de los pescadores, determinará al final de la obra.

La historia fue presentada por primera vez en 1916 por el Met a cargo del tenor italiano Enrico Caruso (1873-1921). Históricamente se ha limitado en la oferta de funciones en las salas de ópera debido a la predilección de otras piezas artísticas como “Carmen” (1874).