Inicio > Noticias > Internacional > Piñera dice que chilenos tienen el “deber” de votar en histórico plebiscito

Piñera dice que chilenos tienen el “deber” de votar en histórico plebiscito

Santiago de Chile, 7 oct (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo este miércoles que el plebiscito sobre una nueva Constitución del próximo 25 de octubre definirá el “futuro” del país y que todos los ciudadanos tienen el “deber” de participar en el proceso.

“Chile es una gran familia y cuando en una familia se debe tomar una decisión importante para su futuro, todos sus miembros tienen no solamente el derecho sino que también la responsabilidad de participar y contribuir a tomar una buena decisión. Lo mismo pasa con nuestro país”, indicó el gobernante conservador.

Más de 14,5 millones de chilenos están llamados a decidir en tres semanas si quieren o no reemplazar la actual Constitución, heredada de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990) pero reformada posteriormente decenas de veces.

En un país con una abstención ya de por sí muy alta, Piñera anunció una serie de medidas para alentar la participación y evitar que el miedo al contagio desaliente el voto, entre las que destaca un aumento en el número de locales, la ampliación a 12 horas del periodo de votación y un horario exclusivo para los adultos mayores.

El plebiscito que busca cicatrizar las heridas de una sociedad muy polarizada y con grandes desigualdades sociales, se celebrará apenas una semana después del primer aniversario de las protestas que estallaron el pasado 18 de octubre y que son las más graves desde el fin de la dictadura, con una treintena de muertos y miles de heridos.

La actual Constitución es vista por gran parte de la sociedad como el origen de las desigualdades que aquejan al país por su corte neoliberal y por darle un papel secundario al Estado en la provisión de servicios básicos y su derogación fue una de las proclamas en las marchas.

Piñera, que pidió a su Gobierno no decantarse en público por ninguna de las dos opciones, aseguró que Chile necesita una Constitución que “consagre los derechos fundamentales”, como la educación y la sanidad, y que “tenga la fortaleza, el respeto y la legitimidad que le otrora el apoyo libre y democrático de los ciudadanos”.

“Honremos nuestra democracia y hagamos un plebiscito del cual todos podamos sentirnos orgullosos”, apuntó el mandatario en una declaración pública.

El plebiscito, que iba a celebrarse en abril pero fue aplazado por el coronavirus, planteará además otra pregunta: si el órgano encargado de redactar el nuevo texto debe ser una asamblea formada solo por ciudadanos electos o integrada también por diputados.

De aprobarse, la elección de los constituyentes se realizará en abril y la nueva Constitución -que debe redactarse en un máximo de un año- se ratificará en otro plebiscito, este con voto obligatorio. EFE