Plan de seguridad de López Obrador prevé “reconvertir” a las Fuerzas Armadas

Grupo Sexenio Comunicaciones

México, 4 sep (EFE).- El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó hoy que el plan de seguridad nacional que aplicará durante su Administración incluye “reconvertir” las Fuerzas Armadas para que cumplan labores de seguridad pública.

En una reunión con empresarios en el estado de Nuevo León, norte de México, López Obrador adelantó que para mediados de octubre tendrá listo ese plan y los nombramientos de los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.

“Vamos a utilizar de otra forma al Ejército y la Marina”, dijo el político, de 64 años.

“Si estas corporaciones las unimos con este propósito y hay unidad de mando y coordinación, porque actualmente cada institución actúa por su cuenta, habrá paz en el país”, añadió.

El izquierdista anticipó que se va a “reconvertir” y capacitar a esas instituciones sirvan “para la seguridad interior y seguridad pública”.

Explicó que México no tiene “amenaza alguna de ninguna potencia extranjera” y en caso de que se diera una situación de este tipo “todo los mexicanos defenderíamos a nuestra patria”.

“Ahora es lo que se necesita: que haya seguridad, que no haya robos, asesinatos, extorsiones, secuestros”, apuntó López Obrador y recordó que son unos 240.000 elementos del Ejército y unos 40.000 de la Marina.

Durante su campaña, López Obrador prometió la creación de la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad único integrado por miembros del Ejército, la Marina y la Policía, y dedicado a combatir la criminalidad.

Recordó que una vez que asuma la presidencia el 1 de diciembre cumplirá una reunión con el gabinete de seguridad a las seis de la mañana “para conocer todo lo que esté sucediendo en el país y todos los días” va a “tomar decisiones”, y lo mismo pedirá a los gobernadores de todos los estados de México.

La inseguridad es una de las prioridades de la Administración que encabezará López Obrador luego de que el país cerrara 2017 con cifras récord en homicidios.

En México, el Ejército patrulla en las calles desde el mandato del presidente conservador Felipe Calderón (2006-2012), quien optó por llevar a cabo una guerra militar contra el narcotráfico y el crimen organizado que ha dejado a miles de muertos y desaparecidos.

El Gobierno del actual presidente, Enrique Peña Nieto, impulsó una Ley de Seguridad Interior que formaliza el papel de los militares en materia de seguridad pública, un texto muy criticado por organizaciones internacionales que consideran que deja a los ciudadanos indefensos ante el cuerpo castrense.

Hace unos días, López Obrador anunció que mantendrá el Ejército y la Marina patrullando en las calles para garantizar la seguridad, puesto que la Policía Federal todavía “no está preparada” para hacerlo.

Además de que no planteará “ningún cambio jurídico” en materia de seguridad hasta que haya tomado posesión y comience a tener resultados sobre el combate a la inseguridad. EFE