Planta de gas en Panamá se prepara para recibir primer barco abastecedor

Panamá, 14 jun (EFE).- La empresa AES Colón, subsidiaria de la estadounidense AES, informó hoy que se prepara para recibir el primer barco de gas natural licuado (GNL) que abastecerá su planta de generación de energía eléctrica a base de este recurso.

AES Colón, que opera en la provincia caribeña del mismo nombre, es propietaria de la primera planta de generación de energía a base de GNL de Centroamérica que se espera sea inaugurada en Panamá en agosto próximo, con una capacidad instalada de 381 megavatios.

El buque gasero “Provalys” es de bandera francesa, mide casi 300 metros de largo con una capacidad de 153 metros cúbicos y estará en la terminal de AES Colón aproximadamente en un mes y medio.

Este barco fue contratado para ejecutar las pruebas de comisionamiento de la planta de generación (preparación para el inicio de operación comercial) y pertenece a Engie, empresa encargada de proveer gas natural al proyecto que tiene una inversión de 1.150 millones de dólares.

La nave estará en el muelle de AES Colón durante un máximo de 45 días y posteriormente será sustituida por el buque Gaselys, el cual cuenta con las mismas características del Provalys.

El proyecto mantendrá el uso de una unidad de almacenamiento flotante (barco gasero) por un período de cerca de un año, con una permanencia aproximada de cada embarcación de mes y medio, período luego del cual será reemplazada por otra embarcación.

Miguel Bolinaga, presidente de AES en Panamá, destacó que “con la llegada de este primer barco de GNL “se cumple un hito de gran importancia para el proyecto AES Colón”.

El proyecto, según apuntó Bolinga, “avanza a buen ritmo hacia el inicio de operaciones de la primera planta de generación eléctrica a base de gas natural de Panamá y Centroamérica, que será en los próximos meses”.

Tras la llegada del barco, se realizarán diversas actividades de preparación en cuanto al manejo de seguridad en el sitio, como la realización de simulacros de emergencia, la familiarización de la tripulación y las pruebas del acople con las líneas de descarga.

Luego de este período, se darán las pruebas de las líneas de gas a la planta de generación, en un proceso que debe durar entre cinco y siete días aproximadamente.

La compañía explicó que la maniobra de arribo del barco al muelle de AES Colón implica la colaboración de unas 150 personas en total: para el amarre alrededor de 15 personas; y entre 15 y 20 personas en diferentes labores de coordinación y control a lo largo de la terminal.

AES Colón cuenta también con un equipo de unas 60 personas distribuidas en tres turnos de operación que participarán en estas pruebas junto a otras 70 de comisionamiento de la empresa EPC (Posco Engineering and Construction), que coordinará estas pruebas.

El Provalys salió hace algunas semanas de la terminal de Sabine Pass en Cameron, Louisiana, Estados Unidos y permanecerá en la terminal de AES Colón durante el próximo mes y medio, según la información.

Para poder recibir esta nave se han realizado actividades previas como revisión de sus procedimientos de evacuación y preparación ante emergencia en coordinación con las autoridades competentes, con dos simulacros ya efectuados, y reestructurado e implementado medidas de seguridad internacionales para instalaciones portuarias. EFE