PMA recomienda a Guatemala fomentar la cooperación en compras alimenticias

Guatemala, 6 dic (EFE).- El Programa Mundial de Alimentos (PMA) recomendó hoy a Guatemala generar corresponsabilidades y fomentar la cooperación interinstitucional en las compras institucionales de agricultura familiar.

En el estudio “Factibilidad sobre compras institucionales provenientes de la agricultura familiar en Guatemala”, dado a conocer este jueves, la entidad de la ONU intenta contribuir a identificar “los principales cuellos de botellas y oportunidades” para promover la compra de programas institucionales a la agricultura familiar excedentaria.

Este análisis, que se realizó entre julio y noviembre de este año con entrevistas a actores clave, como organizaciones de la agricultura familiar e instituciones de Gobierno, contiene tanto las compras centralizadas de alimentos secos y frescos que se realizan en su mayoría a través del portal Guatecompras (estatal) y que están reguladas por la Ley de Contrataciones del Estado.

Entre los hallazgos se señala que no hay un análisis de la oferta y la demanda, lo que no permite un encuentro balanceado entre ambas para organizar las compras, derivado además de una “débil coordinación y comunicación” entre instituciones, lo que representa “una barrera” para que se realicen compras locales.

Además, las Organizaciones de Agricultura Familiar no cuentan con las herramientas técnicas, legales, administrativas y financieras suficientes y adecuadas para convertirse en proveedores de programas institucionales y su acceso al sistema de compras es limitado, pero tampoco aplican las normas de inocuidad por desconocimiento.

Es por ello, que el PMA recomienda crear un espacio de encuentro entre oferta y demanda; fomentar la cooperación entre instituciones; crear corresponsabilidad; invertir en capacitación, fortalecimiento y apoyo financiero a la agricultura familiar; integrar procesos de inocuidad de los alimentos en los programas del Ministerio de Agricultura y socializar información clave para crear oportunidades.

En los últimos años, Guatemala ha apostado por fortalecer la economía local tomando en cuenta la agricultura familiar como eje estratégico para combatir la pobreza y reducir la desnutrición, creando así programas de protección social para facilitar el cumplimiento de este objetivo.

Un ejemplo es la Ley de Alimentación Escolar, que exige, entre otros aspectos, que el 50 por ciento de los alimentos para el programa de alimentación escolar provengan de la agricultura familiar, hasta alcanzar al menos el 70 por ciento en un plazo de 6 años.

El PMA también destacó la importancia de la nueva Ley de Agricultura Familiar, en proceso de aprobación en el Congreso, que exige para el segundo año de su vigencia que el 21 por ciento de todas las compras institucionales se realicen a la agricultura familiar. EFE