Pobreza en Honduras se redujo 12,2 porciento mediante Bono Vida Mejor, según el BID

El Nuevo Diario

Tegucigalpa, 28 may (EFE).- La pobreza en Honduras se redujo en 12,2 por ciento gracias al Bono Vida Mejor que concede el Gobierno, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), informó hoy una fuente oficial.

El estudio fue presentado hoy en Tegucigalpa en una ceremonia a la que asistieron la primera dama hondureña, Ana García de Hernández; la designada presidencial (vicepresidenta), Olga Alvarado, y el secretario de Desarrollo e Inclusión Social, Reinaldo Sánchez.

También asistieron la representante del BID en Honduras, Mirna Liévano, y el especialista sectorial de Proyección Social del organismo financiero continental, Juan Miguel Villa Lora, indicó la Casa Presidencial en un comunicado.

El estudio, que fue hecho a través de la compañía chilena Sistemas Integrales, recoge resultados favorables en temas como pobreza multidimensional, educación, salud y nutrición, entre otros.

La investigación se hizo en catorce meses, tiempo en el que los beneficiarios del Bono Vida Mejor reciben cuatro pagos bajo el esquema de Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC) y que los obliga a participar y llevar a sus hijos a cumplir con los programas de salud, estudio, nutrición y otras actividades.

Villa Lora indicó que “este no es un estudio realizado por el Gobierno, lo hicimos por parte del BID y por medio de una compañía chilena, de manera que los resultados cuenten con el peso científico del trabajo de campo realizado en las aldeas intervenidas”, subraya la información oficial.

El estudio señala que “en el apartado de la reducción de la pobreza se reportó un impacto de 12,2 puntos porcentuales, es decir que bajó de 71,8 por ciento a 59,6 por ciento”.

Eso indica que “un total de 30.000 hogares salieron de la pobreza extrema gracias a la entrega del Bono de Vida Mejor, entre 2016 y 2017”, subraya el comunicado.

Señala además que de no entregarse el bono, la pobreza extrema habría aumentado a nivel nacional en 4,1 por ciento.

El documento destaca que en el tema de salud, por ejemplo, el porcentaje de las personas que asistieron a los centros de salud subió de 24,9 por ciento a 36,2 por ciento en el periodo de exposición del programa.

Otros indicadores favorables tienen que ver con el control pediátrico, crecimiento y desarrollo del niño; la reducción de padecimientos diarreicos de 17,1 a 13,3 por ciento, y las infecciones respiratorias de 37,9 a 33,3 por ciento.

Los logros alcanzados, según la información oficial, demuestran que el dinero entregado a las familias beneficiadas se utilizó de buena forma para reducir la pobreza.

Otros indicadores tienen que ver con la reducción de embarazos en adolescentes, desnutrición infantil, casos de anemia y trabajo infantil, lo mismo que el incremento de la matrícula escolar.

La primera dama dijo que el impacto del Bono Vida Mejor y de otros programas sociales “es muy importante y lo podemos notar en educación, con el incremento de la matrícula escolar y la reducción del trabajo infantil”.

En lo que respecta al programa de alimentación escolar, la esposa del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, indicó que la asistencia pasó del 67,1 por ciento a 71,7 por ciento.

El estudio se hizo en 375 aldeas e incluyó 187 regiones que recibieron el Bono Vida Mejor y 170 que no contaron con el aporte social del Gobierno para establecer un cuadro comparativo, subraya el comunicado. EFE