Inicio > Noticias > Local > Poca reincidencia de menores infractores

Poca reincidencia de menores infractores

  • La mayoría cumple condena y ya no vuelve a cometer delitos

Por: Martha Medina

Con una reincidencia de 13 por ciento en la comisión de delitos cometidos por menores de edad, Durango se encuentra por debajo de la media nacional que prevalece en este renglón, que es de 38 por ciento, informó el presidente del Tribunal de Justicia para Menores en la entidad, el magistrado Alejandro Ramón Fuentes.

Estos indicadores que se tienen respecto a la reincidencia que se presenta en el caso de los jóvenes sujetos a un proceso por la comisión de algún ilícito indican que el proceso que siguen los menores no solamente los lleva a enfrentar una responsabilidad, sino también a modificar su conducta para evitar cometer de nuevo un delito, indicó el magistrado.

Agregó que uno de los factores que contribuyen a tener este porcentaje de reincidencia en los jóvenes que incurren en algún delito, es el hecho de que cerca del 90 por ciento de los casos por los cuales quedan sujetos a proceso no requieren internamiento para los menores, de tal manera que reciben la atención que requieren para atender su situación y también el seguimiento por parte de las autoridades.

Aun en el caso de los jóvenes que por la gravedad del ilícito que cometieron tienen que pasar un periodo de internamiento, los resultados del proceso de reinserción social son positivos en la mayoría de los casos, pues son pocos los que incurren de nuevo en conductas delictivas y enfrentan un proceso por esta causa.

Sin embargo, manifestó que en los casos de jóvenes que deben llevar un proceso en el Tribunal de Justicia para Menores uno de los factores más importantes es la participación de la familia para lograr tanto una mejor reinserción como para evitar que reincidan en las conductas por las cuales fueron llevados ante el juez.

“En los casos donde se presenta reincidencia de los jóvenes en conductas ilícitas, el factor predominante es que el soporte familiar falló, pues no se logró la participación que se requería de los familiares, debido a que decidieron mantener la dinámica que tenían anteriormente y que influyó en las conductas del menor que enfrentó un proceso”, explicó el magistrado, al puntualizar que generalmente un cambio en el ambiente familiar influye mucho en la reincidencia de los jóvenes, pues consideró que lamentablemente muchos padres están preocupados por ser amigos de sus hijos y olvidan el rol de autoridad que les corresponde, el cual contribuye a evitar conductas antisociales en los menores.

Esta situación plantea la necesidad de trabajar tanto con los menores que cometieron algún delito y también con los padres, para poder avanzar en el proceso de readaptación y evitar que reincidan en los ilícitos que los llevaron frente al tribunal, que en la mayoría de los casos son robos, violación y lesiones.

A %d blogueros les gusta esto: