Inicio > Noticias > Internacional > Poco respaldo institucional y poca expectativa ante foro económico de Baréin

Poco respaldo institucional y poca expectativa ante foro económico de Baréin

Manama/El Cairo, 24 jun (EFE).– La pequeña isla de Baréin se convertirá a partir de mañana en espacio de promoción del proyecto de inversiones de EEUU para Palestina, una iniciativa que forma parte de su “acuerdo del siglo” para el conflicto palestino-israelí, pero que no tendrá representación institucional de ninguno de ellos.

Tras semanas de intensa actividad diplomática de la Casa Blanca por la región, incluyendo viajes de Jared Kushner, asesor y yerno del presidente de EEUU, Donald Trump, el foro económico “Paz para la Prosperidad” arranca el martes por la tarde con una representación institucional más que discreta y rodeado aún de muchas interrogantes.

La presentación el pasado fin de semana del tan esperado y controvertido plan de 50.000 millones de dólares de Estados Unidos para Palestina ha generado más indiferencia que comentarios en los países árabes y parece que no ha logrado aumentar el interés por “el taller”, como lo presenta la Casa Blanca, anunciado hace un mes.

A falta de conocer más detalles sobre el proyecto de inversiones, algo que se espera se produzca en el foro, los palestinos han rechazado la reunión y la opinión pública israelí lo considera irrelevante.

Ninguna de las dos partes tendrá representación institucional en el encuentro de Baréin, aunque sí habrá empresarios e instituciones privadas y exfuncionarios israelíes.

Además, seis periodistas de Israel están entre los escasos informadores afortunados que han recibido acreditación para acceder a las sesiones y no un mensaje inventándolos a seguirlas por internet.

La representación oficial será escasa. El Líbano, un país clave en el conflicto, no estará presente, como tampoco lo estarán otros países árabes, como Irak o Kuwait.

Dos actores fundamentales de la región, Jordania y Egipto, han optado por enviar delegaciones encabezadas por viceministros.

Los que sí han respaldado la iniciativa estadounidense son Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, países que visita en estos momentos el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Según el programa de la reunión, está previsto que Kushner haga la presentación inicial en la noche del martes y que el grueso de las intervenciones y paneles tengan lugar el miércoles.

Tomarán la palabra desde el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, hasta el ex primer ministro británico Tony Blair, pasando por representantes de organismos multilaterales de crédito, como la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y de grandes corporaciones y medios árabes.

También asistirá, aunque como moderador, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, uno de los responsables de finanzas que estarán en el foro.

Todo esto pasará frente a un país que apenas conoce los detalles de la reunión.

La prensa de este reino de apenas un millón y medio de personas, escenario de una dura represión contra la oposición tras la primavera de 2011 y que hace tres años ilegalizó a los principales partidos de la oposición, no ha entrado en demasiados detalles sobre el evento.

La poca información que se difunde sale de la agencia estatal en relación a los preparativos.

En una de las contadas referencias directas, un importante diario bareiní publica hoy una columna del embajador estadounidense, Justin Hicks Siberell, en la que agradece por acoger el evento a Baréin, país que también sirve de base para la V Flota estadounidense.

Aunque la seguridad aparentemente no ha experimentado un aumento sustantivo, activistas han denunciado en las últimas semanas un incremento de las redadas contra jóvenes líderes opositores.

En las redes sociales también se han multiplicado los llamamientos a exponer símbolos palestinos en rechazo a la reunión, y los grupos políticos opositores que están en el exilio han organizado actividades para criticar el foro.

“Hay un consenso nacional entre el oficialismo y la oposición de rechazo al taller”, indicó a Efe desde El Líbano, Bager Darwish, el presidente del Foro de Baréin para los Derechos Humanos.

En ese sentido, indicó que si no fuera por la represión, la disolución de los partidos políticos y la prohibición tácita de la protesta, habría manifestaciones en contra del foro.

“Hay regímenes represores que carecen de estabilidad y el objetivo es darles más apoyo para mantenerse en el poder a cambio de cosas como este taller y otras concesiones”, indicó Darwish. EFE