Poderoso empresario renuncia a precandidatura presidencial en Brasil

Río de Janeiro, 13 jul (EFE).- El empresario y político brasileño Flávio Rocha, afiliado al Partido Republicano Brasileiro (PRB) anunció hoy en un video divulgado en las redes sociales que desistió de participar en las elecciones presidenciales de octubre próximo.

Rocha, propietario del grupo textil Guararapes y de la red de tiendas Riachuelo, fue postulado en marzo como precandidato presidencial del Partido Republicano Brasileño (PRB), una formación derechista vinculada a pastores evangélicos.

“Vengo a ustedes para anunciar la retirada de mi precandidatura a la Presidencia de la República. Agradezco a mi familia, amigos, a los 40.000 colaboradores de mi empresa, al PRB y principalmente a todos ustedes que me apoyaron. ¡Muchas gracias!”, publicó el empresario en su cuenta en Twitter junto con un video de poco más de tres minutos de duración.

En la grabación, el empresario afirmó que Brasil “pasa por un momento turbulento” y por eso “no puede coquetear con los extremos”. No obstante, señaló que seguirá apoyando a su partido.

El mensaje del empresario fue corroborado a través de un comunicado del PRB que señaló que la decisión de Rocha fue tomada conjuntamente con el presidente del partido, el exministro Marcos Pereira, y con la bancada de la formación en el Congreso.

“Hay un entendimiento claro de que el país no puede coquetear con los extremos y, por eso, más que nunca durante todo el proceso, es fundamental que las fuerzas de centro se unan en un solo proyecto”, afirmó el PRB en el comunicado.

De acuerdo con un sondeo realizado por la firma Ibope en junio, el empresario brasileño aparecía con apenas el 1 % de la intención de voto.

Rocha, propietario del mayor grupo del ramo textil y de confección de ropas de Brasil (Guararapes) y de la red de tiendas que distribuye sus productos (Riachuelo) y líder de un grupo económico con 40.000 empleados, se ha definido a sí mismo como un defensor del liberalismo económico y del conservadurismo en las costumbres.

Desde el momento de su postulación negó haber sido escogido como alternativa de la derecha a la candidatura del ultraderechista Jair Bolsonaro, el militar de la reserva y defensor de la última dictadura brasileña que es segundo en los sondeos de intención de voto para las presidenciales de octubre pero cuyos índices de rechazo son récord. EFE