Poetas entierran en Nicaragua “la discriminación y la violencia en el mundo”

ambitojuridico.com

Granada (Nicaragua), 14 feb (EFE).- Al menos 130 poetas de 60 países “enterraron” hoy simbólicamente “la discriminación y la violencia en el mundo” durante un carnaval poético como parte del XIV Festival Internacional de Poesía que se celebra anualmente en Granada, Nicaragua.

Durante el recorrido por las principales calles de la turística y colonial ciudad de Granada, 45 kilómetros al sureste de Managua, las personas se detenían en cada esquina para que poetas de todo el mundo leyeran de forma breve sus creaciones literarias en una alta carroza adornada con flores.

Hombres y mujeres del mundo de la literatura, en los idiomas de alemán, coreano, español, francés e israelí, entre otros, daban lectura de sus poemas, mientras era escuchados por el público, entre poetas y espectadores.

La carroza seguía un carruaje fúnebre halado por caballos que conducía hacia el “entierro de la discriminación y la violencia en el mundo”, tema de esta edición del festival.

Tras el carruaje, una caravana de más de 300 disfrazados con trajes coloridos, brillantes, sombreros y máscaras, bailaban al ritmo de música filarmónica, mientras turistas nacionales y extranjeros se acercaban a fotografiar los movimiento de los grupos de danza que se mezclaban con las demás representaciones folclóricas y tradicionales del país.

En la ceremonia estuvieron presentes el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy, junto con el presidente del Festival Internacional de Poesía y también poeta, Francisco de Asís Fernández, quienes iban en un coche de caballos.

El XIV Festival Internacional de Poesía de Granada, que reúne a 130 poetas de 60 países, terminará el 17 de febrero próximo y se realiza en honor del poeta nicaragüense Fernando Silva (1927-2016) y en memoria del hondureño Roberto Sosa (1930-2011).

El Festival Internacional de Poesía de Granada es considerado uno de los más importantes de América Latina, al que asistirán unas 50.000 personas, según los organizadores. EFE