martes, septiembre 29, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Policía de Nicaragua refuerza vigilancia por ampliación de fuerza opositora

Policía de Nicaragua refuerza vigilancia por ampliación de fuerza opositora

Managua, 24 feb (EFE).- La Policía de Nicaragua reforzó este lunes la vigilancia en las calles de Managua, un día antes de la ampliación de la Coalición Nacional, que busca unir a las fuerzas opositoras con el objetivo de restablecer la democracia en el país, que vive su peor crisis sociopolítica en décadas.

Las autoridades policiales anunciaron que todos los planes de seguridad fueron reforzados a partir de hoy, en la víspera de la actividad opositora y de una marcha citada por disidentes para protestar en contra del presidente Daniel Ortega.

El segundo jefe de la Policía de Managua, Fernando Borge afirmó que las autoridades nicaragüenses salieron “a la calle con el personal policial uniformado o sin uniforme, en las distintas modalidades”.

Los oficiales “sin uniformes” son señalados en Nicaragua de ser “paramilitares”, a quienes organizaciones defensoras de los derechos humanos atribuyen el secuestro de cientos de personas, desde el estallido social contra Ortega, en abril de 2018.

El reforzamiento policial fue establecido desde esta madrugada, confirmó el jefe de Protección y Seguridad Ciudadana, Vladimir Cerda.

Diversas organizaciones opositoras, especialmente las que conforman la Coalición Nacional, afirmaron que el reforzamiento policial en las calles forma parte de la “represión” del Gobierno de Ortega contra las personas que no están conformes con su Gobierno.

Los movimientos opositores Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, y Unidad Nacional Azul y Blanco, denunciaron que este lunes que al menos 35 viviendas y un establecimiento comercial, propiedades de líderes disidentes, fueron sitiados por la Policía Nacional, para que sus ocupantes permanecieran encerrados.

Cerda resaltó que los planes de seguridad policial incluye “la atención a las personas que salen de sus casas”, sin referirse a los opositores.

Desde septiembre de 2018 la Policía de Nicaragua mantiene una estricta prohibición de todo tipo de expresión contra el Gobierno de Ortega, así como de portar la bandera del país y cantar el himno nacional, a pesar de que la medida contradice la Constitución, según los expertos en leyes.

Unas 328 a 684 personas han muerto en el marco de la crisis, según organismos humanitarios nacionales e internacionales. Ortega, quien admite 200 víctimas, ha explicado que se defiende de un “golpe de Estado fallido”.

Un proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana está en marcha contra Nicaragua en la Organización de los Estados Americanos (OEA), que de ejecutarse suspendería al país del organismo.

Nicaragua no vivía una crisis desde 1980 a 1990, en la primera etapa presidencial de Ortega, quien volvió al poder en 2007. EFE

%d bloggers like this: