Policía de Perú detuvo a exvigilante denunciado por intento de feminicidio

Lima, 30 nov (EFE).- La Policía Nacional en la ciudad peruana de Tumbes, cerca a la frontera con Ecuador, detuvo hoy al exvigilante municipal Carlos Feijoo denunciado en agosto pasado por intento de feminicidio de su expareja Milagros Rumiche, de 20 años.


Un colaborador eficaz dio el paradero de Feijoo, de 31 años, a la Policía, pues el acusado había sido incluido en la lista de los más buscados por el Ministerio del Interior y se ofrecía una recompensa de 15.000 soles (4.400 dólares) por su captura.

El jefe de la Región Policial de Tumbes, Porfirio Rojas, informó a los medios locales que la detención, en el domicilio de la madre de Feijoo, se hizo en forma coordinada con el Ministerio Público y el Poder Judicial, que emitió una orden de allanamiento.

El fiscal Belisario Ramírez, que presentó la denuncia contra Feijoo y pidió su detención preliminar en agosto pasado, confirmó que el acusado fue capturado sin oponer resistencia a la autoridad.

Las imágenes de Milagros Rumiche totalmente ensangrentada y con el rostro desfigurado por los golpes recibidos se viralizaron en las redes sociales de Perú en un nuevo caso de intento de feminicidio, ocurrido días después de la multitudinaria marcha “Ni Una Menos” contra la violencia de género realizada en agosto en Lima y otras ciudades peruanas.

En su manifestación a la Fiscalía, desde una cama del hospital regional de Tumbes, Rumiche sindicó como autor de la golpiza a su exconviviente, quien la sacó de su trabajo haciéndole creer que tenía en su poder al hijo de ambos, de dos años, para obligarla a volver a su lado.

La mujer se dirigió a una zona desolada de Tumbes donde fue golpeada hasta quedar inconsciente y, después de recuperar la consciencia, fue auxiliada por un patrullero de la Policía Nacional que la condujo hasta el centro de salud del distrito de Corrales. EFE