Policía detiene a campesinos que participan en diálogo nacional en Nicaragua

Managua, 13 jul (EFE).- Dos representantes de los campesinos de Nicaragua en el diálogo nacional para superar la crisis fueron detenidos hoy por la Policía en el Aeropuerto Internacional de Managua, informó la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

“Medardo Mairena y Pedro Mena, del Movimiento Campesino de Nicaragua y miembros de esta Alianza, han sido detenidos en el Aeropuerto Internacional de Managua. Exigimos su libertad inmediata y reiteramos la importancia del respeto a la integridad de los protestantes”, informó la alianza en sus redes sociales.

Mairena y Mena fueron detenidos al ingresar al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, cuando se disponían a viajar fuera del país, según la alianza, que no especificó el destino de los campesinos.

Esta es la primera vez que miembros del diálogo nacional son arrestados por el Gobierno de Nicaragua.

“Por motivos caprichosos y extraños acaban de ser detenidos”, dijo el embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, en la reunión extraordinaria del Consejo Permanente del organismo este viernes.

El arresto se da en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado, según organismos humanitarios locales, al menos 351 muertos desde el 18 de abril pasado, por manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega y actos de represión.

“Es un abuso, los tienen retenidos, no sabemos por qué les quitaron los pasaportes, ellos llevaban sus papeles en regla, arbitrariamente los comenzaron a seguir, son bastantes policías”, dijo la líder campesina Francisca Ramírez, a periodistas.

Los campesinos son parte fundamental en el diálogo nacional con el Gobierno porque se trata de uno de los sectores que más ha reclamado las acciones supuestamente arbitrarias de Ortega en los últimos años.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) informó que Mairena y Mena finalmente no viajaron y su equipaje fue dejado en manos de la Policía Nacional.

“Esto es grave, la Comisión de Verificación (del diálogo nacional) está pidiendo información oficial al Gobierno”, dijo la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez.

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), han responsabilizado al Gobierno de Ortega por graves violaciones a los derechos humanos.

La CIDH ha señalado “asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país”, lo que el Gobierno de Nicaragua rechaza.

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta de su historia en tiempos de paz, y la más cruda desde la década de los años 1980, también con Daniel Ortega siendo presidente.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, se iniciaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra. EFE