Pompeo dice que EE.UU. aún quiere que la reunión con Kim sea el 12 de junio

RTVE.es

Washington, 22 may (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, aseguró hoy que su Gobierno sigue trabajando con la idea de que la cumbre entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, sea el 12 de junio.

En una conferencia de prensa en el Departamento de Estado, Pompeo contradijo al propio Trump, quien unas horas antes había asegurado que hay “una posibilidad muy significativa” de que su cumbre con Kim no pueda producirse el 12 de junio en Singapur, como estaba previsto.

“Todavía estamos trabajando para (que la cumbre sea) el 12 de junio”, subrayó Pompeo.

Al recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in, Trump aseguró hoy que “puede que no salga adelante lo del 12 de junio”, y que si la cumbre no se produce en esa fecha, “quizá ocurrirá más tarde, quizá ocurrirá en un momento diferente”.

Pompeo, que se ha reunido dos veces con Kim en las últimas semanas, se mostró “optimista” sobre las perspectivas de que la histórica cumbre pueda producirse.

“Estamos trabajando para asegurarnos de que hay un entendimiento mutuo sobre los contenidos que abordaremos”, subrayó Pompeo.

“Haremos lo que sea necesario para asegurarnos de que esta es una reunión exitosa, tanto si nos reunimos con los norcoreanos en un tercer país o lo que sea necesario”, agregó.

El jefe de la diplomacia estadounidense reiteró que si hay un acuerdo con desnuclearización, Estados Unidos entregará a Corea del Norte “muchas cosas que harán que la vida sea mejor para el pueblo norcoreano”.

“Por mi conversación con Kim, tengo la sensación de que consideraría la inversión estadounidense, la tecnología y los conocimientos estadounidenses algo muy valioso para su pueblo”, añadió.

Corea del Norte aseguró la semana pasada que la celebración de la cumbre con Trump estaba en peligro debido a las presiones de la Casa Blanca para imponerle un modelo de desnuclearización “unilateral”.

Este viraje ha generado nerviosismo en la Casa Blanca, según varios medios estadounidenses, y motivó una llamada por teléfono de Trump a Moon el domingo, pese a tener concertada una reunión cara a cara apenas 48 horas después. EFE