Pompeo emula a Reagan y pide a Maduro que abra puentes para ayuda humanitaria

Cúcuta (Colombia), 14 abr (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, pidió hoy en Cúcuta al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que retire los bloqueos de los puentes fronterizos con Colombia para que pueda entrar la ayuda humanitaria a ese país y le advirtió que Washington “vigila” sus actuaciones.

En una declaración conjunta con el presidente colombiano, Iván Duque, en el puente de Tienditas, al borde de la frontera venezolana, Pompeo recordó las históricas palabras del mandatario estadounidense Ronald Reagan cuando en 1987 en un discurso en la capital alemana pidió al líder soviético, Mijail Gorbachov, que derribara el Muro de Berlín.

“Para parafrasear a un presidente que enfrentó circunstancias similares: señor Maduro abra estos puentes, abra estas fronteras, usted puede terminar esto hoy”, manifestó el secretario de Estado estadounidense.

Hace 32 años en Berlín, Reagan pidió al líder soviético: “Señor Gorbachov, derribe ese muro”, palabras que se hicieron realidad dos años después, en noviembre de 1989.

El pasado 23 de febrero, un intento de llevar a Venezuela ayuda humanitaria almacenada en Cúcuta por Estados Unidos y otros países fracasó por el bloqueo de los puentes que comunican con Colombia por parte del régimen de Maduro, y la iniciativa terminó en disturbios.

Pompeo dijo esperar que a Maduro “le interese lo suficiente (…) el horror y la tragedia” de Venezuela para que así se vea obligado a “cambiar sus métodos y dejar su país”.

“Maduro debe saber que estamos vigilando y nuestro apoyo no va a cambiar. Los apoyos democráticos en Venezuela no serán disuadidos”, aseguró.

El secretario de Estado se refirió expresamente a la “usurpación” del poder por el régimen de Maduro que impide que los venezolanos tengan “un mejor futuro”, una vida normal y próspera “bajo el liderazgo del presidente interino Juan Guaidó y de la democráticamente elegida Asamblea Nacional” y con un plan para convocar elecciones libres.

“Pero antes de que estas cosas puedan suceder la usurpación de Maduro debe terminar; todos los venezolanos en el mundo deberían rechazar el régimen ilegítimo y autoritario que se les ha impuesto, incluyendo el liderazgo militar venezolano”, afirmó.

El secretario de Estado afirmó también que Washington seguirá apretando a Maduro y su entorno con sanciones económicas, políticas y migratorias.

“Los Estados Unidos continuarán utilizando toda vía económica y política a nuestra disposición para ayudar a los venezolanos a través de sanciones, cancelaciones de visas y otros medios”, advirtió Pompeo, quien dijo esperar que aquellos que mantienen en pie al régimen “se hagan responsables por la corrupción y la represión de la democracia”.

Pompeo, que visitó con Duque un centro de acogida de inmigrantes en Cúcuta y el puente internacional Simón Bolívar, por donde pasan a diario miles de venezolanos en busca de alimentos y medicinas, dedicó también unas palabras a esas personas.

“Hoy 3,4 millones de venezolanos han huido de su país y al final del año esa cifra superará los cinco millones”, dijo, y agregó que para responder a esa crisis “Estados Unidos ha suministrado desde 2017 más de 213 millones de dólares en asistencia humanitaria” a los cuales se suman 60 millones adicionales anunciados el pasado miércoles por el vicepresidente Mike Pence.

“Pero llegar a tener este auxilio en Venezuela es otra historia porque Nicolás Maduro se rehúsa a aceptarla, se rehúsa a permitir que esta ayuda cruce”, expresó. EFE