Por textear 7 de cada 10 accidentes en la capital

  • Rebasa los percances provocados por la ingesta de alcohol

De acuerdo a la estadística que reportan las autoridades locales el uso de distractores a la hora de manejar es causa de siete de cada diez accidentes vehiculares que se presentan a la semana en la ciudad, calculados de 25 a 40 de diferente intensidad cada siete días.

Y es que distraerse por enviar un mensaje de texto o llamar por celular son las causas del 70 por ciento de los percances viales registrados en la ciudad capital, estadística que rebasa los accidentes que se presentan por conducir bajo el influjo del alcohol; incluso a nivel federal los diputados aprobaron una medida para castigar con cárcel a quien produzca un accidente por esta razón.

Cuando se hace uso de la tecnología mientras se maneja, como llamar, mensajear o contestar el teléfono, se pierde la coordinación psíquico-motriz necesaria para estar atentos a prevenir cualquier accidente, por lo que es común encontrar que los conductores aleguen no haber visto algún señalamiento o no percatarse de la presencia de otro vehículo o del cambio de luz del semáforo.

Es por ello que las instancias gubernamentales enfocadas al tema de la vialidad desarrollan programas continuos de concientización para evitar el uso de aparatos de comunicación mientras se está al frente de un automotor, emitiendo incluso sanciones económicas a los automovilistas que son sorprendidos infringiendo este aspecto, al igual que por no portar el cinturón de seguridad.

Otra vía de prevención ha sido la aplicación de operativos antialcohol con el objetivo de reducir aún más el número de accidentes viales y para que los que sucedan sean de menor intensidad y no se tengan que lamentar pérdidas materiales y mucho menos humanas, lo que a la fecha se traduce que por este tema solo se den de dos a tres casos semanales, menos que por el uso de celulares.

De igual manera se debe tener en cuenta los sentidos de circulación y las preferencias de las calles al interior de las colonias, pues aunque la mayoría de los choques se presentan en vías primarias y bulevares, también es frecuente que se registren accidentes; en caso de que no exista la señalética y no sea obvio quien tiene la preferencia se deberá hacer alto total precautorio.