Precio de frijol no implica que se haya tenido buena producción: Matuk

A pesar de que el precio que alcanza en estos momentos el kilogramo de frijol rebasó las expectativas que se tenían cuando inició el proceso de acopio del alimento, esta situación no implica que el 2015 haya sido un buen año en cuanto a la producción del mismo, que se redujo considerablemente, reconoció el diputado local Carlos Matuk López de Nava.

Al referirse a la situación que se presenta en estos momentos en el campo duranguense, el legislador local e integrante de la Comisión de Asuntos Agrícolas y Ganaderos en el Congreso local manifestó que  a pesar del precio histórico que alcanzó el kilogramo de frijol en los últimos días, se trata de una situación que no cambia el hecho de que durante el 2015 se logró una producción escasa.

De hecho, manifestó que uno de los factores que influye en el incremento que se registró en el precio que pagan las empresas acopiadoras por las cosechas de la leguminosa, es precisamente el hecho de que las cosechas fueron menores a lo esperado y no se cuenta con suficiente alimento para el mercado local.

Recordó el legislador que mientras en años anteriores, para el mes de enero se tenía un acopio de frijol de alrededor de 70  mil toneladas en bodegas, para el actual la cantidad es de apenas 25 mil, lo cual representa menos de la mitad de lo que se había adquirido durante el mismo lapso pero del año 2015.

Esta situación, añadió, implica que el precio del alimento no garantiza que se tenga un buen año en la agricultura, pues las condiciones climáticas que se presentaron no fueron favorables para la producción agrícola y esa situación se reflejó precisamente en el rendimiento de las tierras.

Debido a esta situación, el beneficio que representa el precio del frijol es muy limitado para los productores agrícolas de la entidad, pues la cantidad del alimento se redujo considerablemente en esta ocasión, de tal manera que se trata de un producto poco rentable para el campo.