Prefieren asegurar autos que la vida

Salvador Pérez Álvarez, presidente de la Asociación Mexicana de Seguros y Fianzas en Durango (AMASFAC) dijo que la contratación de seguros poco a poco ha logrado permear más entre la sociedad, y aseguró que existen tres principales rubros en los que se enfocan las personas, destacando siempre el de la protección a las cosas materiales.

Después de que se diera a conocer que existía un aumento en el número de accidentes vehiculares, y que los datos emitidos, solamente eran de aquellos vehículos asegurados, pero la cifra podría incrementar con aquellos que no tienen seguro, e incluso ni siquiera están empadronados, el presidente de la AMASFAC, aseguró que la cifra se sigue manteniendo, causando aun incertidumbre por qué es lo que propició este incremento.

Indicó que aunque existen diversos tipos de seguros para contratar, el que hasta el momento ocupa el primer lugar, es el seguro vehicular, señalando que la tendencia marcada, es que las personas cuidan y protegen más sus bienes materiales, que cualquier otra cosa; “dentro de las agencias de seguros, los que mayores ventas tienen son los de vehículos, de ahí podemos encontrar los de empresas, casas, seguros médicos y seguros de vida, pero estos ya so en menor cantidad”.

Puntualizó que no existen edades establecidas respecto a la adquisición de seguros, afirmando que quienes tienen ya algún tipo de responsabilidad como una familia, son los que procuran proteger su patrimonio; “antes si se marcaba mucho una edad, como de los 40 en adelante, de personas que adquirían algún tipo de seguro, esto por la conciencia o porque veían ya la vida de otra manera, pero ahora, una persona de 20 años que tiene una familia y un vehículo, y quiere protegerlo, acude, entonces tenemos clientes de todas las edades”.

Destacó que una parte por la que las personas procuran asegurar su vehículos, antes que otra cosa, es posiblemente, por las facilidades y accesibilidades de montos que se tienen, los cuales pueden ir desde 500 pesos o menos mensuales; mientras que un seguro para gastos médicos puede ir desde los mil o mil 500 pesos por mes, dependiendo del tipo de cobertura que se contrate, el sexo de la persona, la edad, y algunas otras especificaciones.

“Creo que las condiciones económicas actuales no han dejado que las personas inviertan en ciertas cosas como los seguros, y a lo mejor no ven tan factible un seguro médico o de vida, como un vehicular, esto por lo que les cuesta hacerse de estos, y quieren tener seguro que en el caso de un accidente no batallarán en conseguir dinero para componerlo ni nada, entonces ya esto es a criterio de cada persona”, manifestó.

Exhortó a todas las personas para que se acerquen a las aseguradoras y conozcan los productos y servicios que ofrecen, afirmando que los precios se pueden adaptar a las necesidades de cada uno; y reiteró que los gastos que se tienen que hacer posterior a algún hecho lamentable, son demasiado fuertes, y no se tienen contemplados, provocando que en algunas ocasiones las personas se endeuden de por vida.

“No tengan miedo a las aseguradoras, no somos estafadores, y es mejor prevenirnos económicamente hablando, ante cualquier hecho que pueda suceder, en ocasiones no contamos con el dinero necesario para una atención médica, para un accidente vehicular, para el robo de nuestras empresas o casa, y lo que hacemos primero es pedir préstamos, sin fijarnos en los intereses y las cláusulas que vienen, todo por la desesperación, pero esto nos puede endeudar de por vida, entonces es mejor ir dando abonos pequeños mensualmente, pero con seguridad y tranquilidad de que tenemos un respaldo”, concluyó.