Presentan al templo a la pequeña Emily Fernanda Morales Montes 

  • Y festejó sus tres años con bonita fiesta de cumpleaños

La linda pequeñita Emily Fernanda Morales Montes fue acompañada por sus amorosos padres los señores Ema Liliana Montes Zamora y Guillermo Morales García, así como también por sus consentidores padrinos los señores Cilka Elizabeth Zamora y Héctor Montes Zamora, hasta el altar de la Catedral Basílica Menor  para ser presentada ante los ojos de Dios.

Durante la ceremonia el sacerdote celebrante ofreció algunas palabras a los papás de  la nueva hija de Dios, donde les dejó claro el gran compromiso que tiene junto a sus padrinos ya que serán quienes se encarguen de guiarla por el camino del bien y se encargarán de su formación católica durante el paso de los años.

Posterior al finalizar la misa, la familia anfitriona organizó una bonita fiesta en honor a la linda niña, en la “Quinta Providencia”, en la cual se vivió un extraordinario ambiente ya que los presentes degustaron de un delicioso banquete  así como de algunos ricos postres los cuales fueron preparados para esta bonita celebración.

En esta divertida tarde la pequeñito estuvo acompañada de su hermana mayor Tania Morales Montes, así como por sus abuelitos, tíos y primitos, los cuales la colmaron de mucho amor durante toda la amena tarde.

Emily Fernanda se hizo acreedora a fabulosos obsequios e innumerables felicitaciones y buenos deseos por parte de todos los pequeños  y grandes que se dieron cita para festejarla, la cual se notó emocionada y feliz, por lo que no dejó de disfrutar su bonito evento en su honor.

Antes de finalizar el festejo todos los presentes se reunieron junto al pastel para cantarle Las Mañanitas a la festejada, en donde Emily Fernanda apagó con un tierno soplido sus tres velitas.

Sin duda alguna fue un gran día el cual estuvo lleno de  mucha alegría y diversión, para  la linda festejada, y para sus papás, los cuales agradecieron a todos los asistentes por acompañarlos a celebra el tercer cumpleaños de su hija y por ser parte de su presentación ante Dios.

¡Muchas felicidades!