Presentan ante la pila bautismal al pequeño Branden Sebastián Hidalgo Romero

Con la unción de los santos aceites y el baño con las benditas aguas del Jordán, el pequeño Branden Sebastián Hidalgo Romero recibió el Sacramento del Bautismo al ser llevado a la pila bautismal de la acogedora Catedral Basílica Menor, la cual está ubicada en el centro histórico de la ciudad.

Branden Sebastián fue acompañado por sus padres los señores Sergio Hidalgo y Brenda Romero, quienes con el deseo fiel de continuar la tradición religiosa como miembros de la Iglesia Católica llevaron a bautizar a su hijo en una bonita misa en su honor.

Durante la misa estuvieron acompañando al nuevo hijo de Dios sus dichosos padrinos Armando Rojas y Claudia Romero, quienes se comprometieron ante los Ojos de Dios a encaminar en la fe católica al pequeño Branden, así mismo ellos asumieron la seria responsabilidad de cuidar a su ahijado y velar por su seguridad e integridad a lo largo de su existencia.

Posteriormente el sacerdote celebrante explicó que la vestidura blanca significa la limpieza del alma de Branden Sebastián, ahora que ya ha sido bautizado, por ello recomendó a sus padres y padrinos que conserven sin mancha el alma del pequeño, con sus ejemplos y consejos, y siempre le tengan presente la doctrina cristiana en su vida.

Después de la celebración religiosa familiares y amigo se dieron cita a un bonito y elegante salón de la ciudad, lugar donde se enmarcó el festejo conmemorativo del pequeño bautizado, el cual estuvo lleno de color, algarabía y bullicio.

Los presentes pudieron degustar de una rica comida así como de algunos ricos postres preparados para esta bonita ocasión, grandes y chicos disfrutaron ampliamente de una tranquila tarde en la cual se llevó a cabo este hermoso festejo en donde la buena música y las entretenidas charlas no pudieron faltar.

Los Hidalgo Romero agradecieron a todos los presentes así como a sus familiares que los hayan acompañado a celebrar el ingreso de su pequeño hijo a la familia católica.

Muchas felicidades al pequeño Branden Sebastián por su ingreso al mundo católico.