Presentan en Nicaragua nuevo movimiento político y social contra el Gobierno

Managua, 10 sep (EFE).- Un nuevo movimiento político y social contra la “dictadura” del Gobierno de Daniel Ortega, fue presentado hoy en la capital de Nicaragua, con el fin de presionar para que se hagan “cambios profundos” en el Consejo Supremo Electoral y se adelanten las elecciones generales, explicó la entidad.

“Todos nuestros esfuerzos se centrarán en aumentar la presión nacional e internacional hasta lograr que la dictadura y la cúpula convoquen a unas elecciones anticipadas, no sin antes hacer cambios profundos y reales en el Consejo Supremo Electoral”, indica la Alianza Democrática Nicaragüense (ADN).

El coordinador nacional de la ADN, Martín Buitrago, explicó que la nueva organización se “enfrentará a la dictadura armada y paramilitar con el apoyo de todos los sectores vivos del país” y con la ayuda de la comunicad internacional.

Los integrantes de la ADN, quienes se presentaron en su mayoría con los rostros cubiertos, hicieron un llamamiento a “retomar y reforzar” las protestas pacíficas, plantones y paros indefinidos, como derecho político y civil que tienen los nicaragüenses.

Además, instaron a otros sectores “que persisten en ser cómplices” del Gobierno, a decidir de qué lado están, ya que “pueden (optar por) ocupar las páginas negras de nuestro país o pasar al espacio de unidad de la sociedad democrática y patriótica”.

Nicaragua vive desde el pasado 18 de abril una crisis social y política que ha generado numerosas protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de más de 400 asesinatos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos.

En una entrevista con la Agencia Efe en Managua, el presidente Ortega negó que haya sofocado las protestas con represión, dijo no sentirse responsable de las muertes en las calles durante los últimos meses y culpó a EE.UU. y al narcotráfico de financiar, apoyar y armar a grupos violentos.

Las manifestaciones contra Ortega y Murillo comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder. EFE