Presentan exposición fotográfica en Habitat III que retrata la marginación

Quito, 15 oct (EFE).- La organización internacional TECHO, que participará la próxima semana en la Conferencia Habitat III en Quito, presentó hoy una exposición fotográfica que retrata la marginación de los asentamientos urbanos informales en la región.


“Los ojos de América Latina están sobre ustedes” es el nombre de la muestra, colocada en un sector del casco colonial de la capital ecuatoriana y que forma parte de la participación de la organización no gubernamental en la Conferencia sobre Desarrollo Urbano Sostenible de Naciones Unidas.

“Son rostros de líderes y lideresas de asentamientos informales que buscan dar su mensaje a las autoridades y representantes de Hábitat III”, explicaron los organizadores de la exposición.

La acción busca sensibilizar a la Conferencia Hábitat III sobre la situación de los asentamientos informales y los compromisos que, según TECHO, se deben asumir sobre el futuro de las ciudades en el planeta y de la agenda de desarrollo urbano sustentable para los próximos veinte años.

Las imágenes representan a más de 1.300 pobladores de la región que se adhirieron a un pronunciamiento colectivo de líderes comunitarios de dieciocho países latinoamericanos donde actúa la organización TECHO, con sede en Chile.

Según esa entidad, las poblaciones más excluidas de la región enfrentan a diario “la manifestación más extrema” de la desigualdad latinoamericana, que son los asentamientos informales.

“Queremos una Latinoamérica de todos y para todos”, basada en “el trabajo en conjunto, la solidaridad y la organización” para encarar los retos del cambio social, sostiene un documento difundido por TECHO.

En América Latina más de cien millones de personas viven en asentamientos urbanos informales, recoge el documento de la organización que opera en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. EFE