Inicio > Noticias > Internacional > Presidente del Congreso de Guatemala dice que CorteIDH no puede limitar leyes

Presidente del Congreso de Guatemala dice que CorteIDH no puede limitar leyes

Guatemala, 13 mar (EFE).- El presidente del Congreso de Guatemala, Álvaro Arzú, aseguró este miércoles que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) no puede limitar la facultad del ente legislativo de aprobar leyes, como la amnistía a los crímenes de guerra.

“Ninguna corte nacional y mucho menos una corte internacional pueden limitar el derecho constitucional de los diputados a presentar iniciativas de ley, discutirlas o aprobarlas”, aseguró Arzú, del Partido Unionista -aliado al oficialismo- en sus redes sociales.

Esto se produce después de que la CorteIDH emitiera un fallo en el que pidió al Estado archivar este proyecto porque supone un “retroceso en la búsqueda de la verdad” y “un incumplimiento grave” de obligaciones internacionales.

“Guatemala es una República pero sobre todo es un país LIBRE, SOBERANO E INDEPENDIENTE”, proclamó el presidente del Organismo Legislativo, que no menciona directamente a la Corte, pero que hace mención a esta resolución.

La iniciativa 5377 de enmienda a la Ley de Reconciliación Nacional, aprobada en segundo debate de los tres necesarios, podría aplicarse con carácter retroactivo, lo que permitiría que decenas de personas condenadas y encarceladas por graves violaciones de derechos humanos -entre ellas desapariciones forzadas, ejecuciones sumarias, violencia sexual y tortura- fueran puestas en libertad en 24 horas.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos y otros organismos internacionales de derechos humanos han reiterado que las amnistías por crímenes de derecho internacional o violaciones graves de los derechos humanos son incompatibles con las obligaciones de los Estados de investigar, procesar y sancionar a los responsables de estos crímenes.

La Ley de Reconciliación Nacional de Guatemala entró en vigor tras la firma de los Acuerdos de Paz de 1996, que ponían fin a un conflicto iniciado en 1960 y que duró 36 años.

El conflicto dejó unas 250.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, además de más de un millón de desplazados internos, con el 93 por ciento de los crímenes atribuidos al Ejército y grupos paramilitares, el 3 por ciento a la guerrilla y el restante indefinido. EFE

%d bloggers like this: