Presidente del Sporting de Portugal acusa a Jorge Mendes de chantaje

La Tribuna

(Actualiza con respuesta de Gestifute)

Lisboa, 1 jun (EFE).- El presidente del Sporting de Portugal, Bruno de Carvalho, acusó este viernes de chantaje al agente de jugadores Jorge Mendes, representante del portero Rui Patrício, quien en las últimas horas rescindió de forma unilateral su contrato con el club.

De Carvalho acusó a Mendes y a su empresa de representación de deportistas, Gestifute, de pedir tres millones de euros por el traspaso de Rui Patrício al equipo inglés del Wolverhampton, que iba a formalizarse con el pago de 18 millones de euros, por lo que la transferencia no salió adelante.

El presidente del Sporting aseguró que Gestifute ya había pedido otros cuatro millones de euros al club después de que se formalizase el traspaso del centrocampista Adrien Silva, que dejó el Sporting esta temporada para marcharse al Leicester City inglés.

De Carvalho calificó estas peticiones de chantaje ya que, añadió, los contratos de Silva y Patrício con el Sporting no incluyen porcentajes de futuros traspasos para los agentes de los futbolistas.

“Ha habido un claro aprovechamiento por parte de Gestifute donde nos dicen: para hacer este negocio, o nos dan dinero o no hay negocio. Y no hay negocio. El Sporting no puede estar sobre amenazas”, manifestó el presidente del club luso.

De Carvalho explicó que la petición de Rui Patrício para rescindir su contrato se produce por las influencias del agente en el jugador y que está siendo “manipulado”.

Gestifute divulgó esta tarde un comunicado en el que negó el chantaje y aseguró que la transferencia de Patrício, que fue solicitada por el propio Sporting, estaba a punto de ser cerrada por 18 millones cuando De Carvalho exigió dos millones más, por lo que el club inglés se negó.

Además, explicó que el club mantenía una deuda con Gestifute por su intervención en la renovación del contrato de Adrien Silva en 2012 y que fue el propio Sporting quien propuso que esa deuda quedase saldada a través de la transferencia de Rui Patrício.

Patrício alegó “causa justa” para romper su contrato, pero el presidente de los “leones” manifestó que, en su opinión, la única causa que existe para cortar lazos de esta manera con el club es el propio Bruno de Carvalho.

La situación en el club lisboeta es muy tensa desde el pasado 15 de mayo, cuando medio centenar de hinchas radicales invadieron la ciudad deportiva del Sporting y agredieron a varios jugadores. EFE