Presidente electo de Paraguay condena aborto pero entiende la “problemática”

World News en Español – Global Media Federation

Asunción, 21 jun (EFE).- El presidente electo de Paraguay, el oficialista Mario Abdo Benítez, se declaró hoy “en contra del aborto”, pero admitió que existe una problemática en torno a la práctica clandestina, durante una visita a Itacurubi del Rosario, en el departamento de San Pedro.

La actual legislación paraguaya prohíbe el aborto en todos sus supuestos, salvo si la vida de la madre corre riesgo por malformación del embrión o por embarazo ectópico, cuando se desarrolla fuera del útero.

“Yo estoy en contra del aborto, eso no significa que no tenemos que abordar dentro de nuestro debate los problemas que tiene porque a pesar de que es ilegal el aborto, se produce aborto en muchísimos casos de maneras clandestinas y ese tiene que ser un problema a abordar, pero yo estoy en contra del aborto”, añadió.

Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, aseguró que para él el aborto “es un crimen” porque “(el embrión) ya tiene vida” y añadió que esta vía “no es el camino”.

“Yo estoy convencido de que el aborto no es el camino, pero sí tenemos que entender que existe esa problemática”, manifestó Abdo Benítez, quien asumirá la Presidencia el 15 de agosto tras vencer en las elecciones de abril.

La aprobación de la ley del aborto en la Cámara de los Diputados de Argentina ha reavivado el debate en Paraguay, donde, a pesar de ser ilegal, se producen entre 19.000 y 30.000 abortos al año, según datos no oficiales proporcionados esta semana por el Ministerio de Salud Pública, basados en estimaciones del Centro Paraguayo de Estudios de Población.

La cartera sanitaria también informó de que el aborto fue la tercera causa de muerte materna en 2017, con 10 mujeres fallecidas, aunque no aclara si se trató de abortos provocados o espontáneos. EFE