Inicio > Noticias > Internacional > Presidente luso pide rapidez a Justicia ante agentes acusados de tortura

Presidente luso pide rapidez a Justicia ante agentes acusados de tortura

Lisboa, 17 dic (EFE).- El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, pidió hoy rapidez a la Justicia ante las acusaciones de la Fiscalía lusa contra siete agentes de la Guardia Nacional Republicana (GNR) por torturar y humillar a inmigrantes.

En un comunicado difundido por la Presidencia de la República, Rebelo de Sousa calificó las acusaciones como “violaciones inaceptables de libertades, derechos y garantías”.

Añadió que las fuerzas y servicios de seguridad “y el Estado en general”, son “particularmente responsables” de respetar y cumplir estas normas y que los crímenes o infracciones por agentes de las fuerzas “no pueden ser confundidos” con el funcionamiento general de sus miembros.

“Tales garantías y respeto por los derechos fundamentales se les deben a todos, sean o no ciudadanos nacionales”, defendió el dirigente, quien ha recordado que este sábado será el Día Internacional del Migrante.

De acuerdo con la información difundida en los medios lusos, siete agentes de la GNR fueron sido acusados por la Fiscalía lusa de torturar y humillar a inmigrantes de la zona de Odemira (Sur), tras una investigación que se inició en 2019.

Según las primeras investigaciones, los inmigrantes, oriundos de países como Bangladesh, Nepal o Pakistán, trabajaban en de Odemira, una región del sur de Portugal con amplias zonas agrícolas donde trabajan miles de inmigrantes.

Al parecer, los agentes de la GNR realizaban falsas operaciones de fiscalización para cometer los presuntos delitos de tortura.

Dos de ellos ya están suspendidos de trabajo y los otros cinco están a la espera de que se le apliquen medidas de sanción.

Ante la difusión de estas acusaciones -también se han filtrado vídeos de las torturas-, diferentes representantes de la esfera política han acompañado las declaraciones del presidente, entre ellos el primer ministro, António Costa.

Costa calificó de “absolutamente inaceptables” los comportamientos de los militares, y celebró que esta investigación ya está a cargo de la Policía Judicial desde hace dos años.

“Muestra que nadie, obviamente, está por encima de la ley, y que comportamientos de esa naturaleza son absolutamente inaceptables, sean de fuerzas de seguridad o por cualquier persona”, defendió en declaraciones al canal televiso luso RTP.

También reaccionó la líder del Bloco de Esquerda, Catarina Martins, quien en declaraciones a los medios hizo hincapié en que en Portugal hay “un problema con las fuerzas de seguridad y con la violencia racista”.

“No puede continuar en el servicio quien ya ha demostrado que no está a la altura del uniforme que viste”, afirmó Martins. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: